Publicidad
Edición bilingüe

Edición bilingüe

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 19/10/2021 A A
Imprimir
Edición bilingüe
Ante la importante cantidad de visitantes de nuevas generaciones que se quedaban pasmados ante el artesanal e histórico picaporte sin saber qué hacer el bueno de Pepe, el histórico herrero de Valdespino, decidió instalar la edición bilingüe del llamador para que cada generación pueda llamar en su idioma más habitual, el timbre o la aldaba, el que funciona con luz o el que funciona con tracción manual.

Y así el histórico herrero, que mantuvo encendido el fuego que doma al hierro hasta más allá de los noventa años, ya intuía quién era el que esperaba del otro lado de la puerta o, cuando menos, el tipo de gente que es. A la aldaba se agarraban quienes querían ir con él hasta la cercana herrería y allí ver, una vez más, cómo Pepe templaba las navajas, les colocaba el mango de madera y hasta grababa su nombre a fuego en la hoja mientras les iba explicando cómo él era el único que intervenía en todo el proceso, desde ir al monte a buscar las resistentes maderas a las que con paciencia arrancaba los mangos hasta encender cada amanecer el fuego y darle vida y empuje con el viejo fuelle. «Esto ya se hacía así desde los tiempos de los romanos o más allá y no se ha encontrado mejor forma de hacerlo, que lo bien hecho bien parece».

Quienes aprietan el timbre ya van a lo práctico, no buscan ni fuego, ni navaja, ni artesanía... tal vez ni conversación pues, malicia Pepe, «serán amigos de los rapaces» que vienen a buscarlos para ir a jugar a la plaza o a dar una vuelta. Chavales que regresan al pueblo en verano y tal vez si le encuentren al viejo picaporte una utilidad para la que no pasa el tiempo, llamar y huir corriendo antes de que salga Pepe. Hay juegos que no tienen edición bilingüe.
Volver arriba

Newsletter