Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Ebro 1 - Ponferradina 0: 'Adiós de forma inesperada'

Ebro 1 - Ponferradina 0: 'Adiós de forma inesperada'

DEPORTES IR

Isi cae derribado ante Dani Palomares durante el partido en Zaragoza. | IRINA RH Ampliar imagen Isi cae derribado ante Dani Palomares durante el partido en Zaragoza. | IRINA RH
J. A. | 11/01/2020 A A
Imprimir
Ebro 1 - Ponferradina 0: 'Adiós de forma inesperada'
Fútbol / Copa del Rey Un golazo en la prórroga de Adrià De Mesa deja al equipo berciano fuera de la Copa
Se empeñó Jon Pérez Bolo en la rueda de prensa posterior al partido en Zaragoza en querer dejar claro que la eliminación de su equipo en la Copa del Rey a manos de un equipo de categoría inferior como el modesto Ebro no respondía en ningún caso a «falta de ambición». Sin embargo, la sensación general tras lo ocurrido de que la consecuencia tampoco importaba demasiado así como un partido en el que durante muchos minutos se confió en que la diferencia de categorías determinara por sí sola el partido, dieron a entender cierta indolencia por parte de una Ponferradina a la que ya solo le queda centrarse en lo que, por otra parte, es lo verdaderamente importante, la liga.

Porque no fue ni mucho menos el mejor partido de una Deportiva que, en líneas generales, presentó un once poco habitual aunque con alguna concesión como la de Isi, con un once más que de garantías para superar a un equipo de Segunda División B. Con lo ocurrido en Ibiza hace unas semanas en la retina, esperaba el equipo berciano un partido similar en el que la balanza cayese por su propio peso. Y tanto esperó que nunca llegó. Si aquel día el gol del pase llegó en la próroga, en esta ocasión era la misma situación la que apeaba al conjunto berciano del torneo.

Un partido que fue de más a menos tanto en el global como para la propia Deportiva, que arrancó siendo ya consciente de que el Ebro le iba a tutear sin miedo dispuesto a no cambiar un ápice su plan habitual de partido. A ello se debería adaptar el conjunto berciano si quería salir victorioso del sintético del Pedro Sancho.

Dominio alterno y poco peligro en las áreas hasta que apareció, quién si no, Isi. El extremo sorprendía en la titularidad y a los 10 minutos demostraba el por qué con un buen disparo con la zurda desde la frontal del área que cuando parecía colarse se estrellaba en el palo.

Las dos ocasiones más claras de la Deportiva se distanciaron 100 minutos, en el 11 y en el 22 de la prórrogaEra la primera ocasión de un partido que con ello prometía un desarrollo mucho más feliz, también con un remate de Noguera que se perdía por poco fuera de la portería que defendía el habitual suplente bajo palos del Ebro, Monforte.

Lo cierto es que a partir del ecuador de la primera parte las fuerzas se igualaron, el Ebro dio un paso adelante y comenzó a llegar con más frecuencia a la portería de un Gazzaniga que se veía obligado a intervenir en un par de ocasiones con el hándicap de tener un aplanador sol de cara.

Así, Fran García y Álvaro dispusieron de dos ocasiones claras para adelantar a su equipo con sendos tiros que cruzaron demasiado, el primero de ellos incluso con el guardameta blanquiazul ya vencido.

Era lo más destacado de una primera parte en la que el ritmo bajó con el paso de los minutos con cada uno de los equipos con su propio plan de partido en la cabeza... aunque solo uno se daría.

No debía tener tampoco las mejores sensaciones Bolo, que en el descanso dio entrada a Manzanara por un Maxi Villa que ni mucho menos cuajó un buen partido y que además había visto la amarilla en el inicio jugándose incluso la segunda pocos minutos después.

Saúl y Guille Donoso entraron también en una segunda parte que comenzó mejor el Ebro, pero que con el paso del tiempo terminó convirtiéndose en un partido que rozaba lo soporífero con los dos equipos pensando en la prórroga o incluso los penaltis sin miramientos. Un par de disparos de cada equipo que detuvieron sin problemas los guardametas y otro lanzamiento de Isi que se perdía por poco era todo lo destacable que ocurriría en una segunda mitad en la que en el último cuarto de hora apenas se pisarían ambas áreas.

De Mesa enganchaba una volea desde la frontal ante la que nada podía hacer Gazzaniga para sentenciarLa prórroga estaba servida y ahí sí era el momento de despertar para sellar el pase, o al menos eso se esperaba de una Ponferradina que apenas inquietó en la primera mitad de la misma la portería zaragozana. En el entretiempo, ambos equipos quemaron naves con la entrada de Emaná y Yuri en un todo o nada con el objetivo de evitar unos penaltis a los que pareció no importar llegar.

Pero sí que apretó el acelerador la Deportiva, que pidió penalti tras una acción de Luis Valcarce en el área maña. Además, Kaxe tenía una ocasión clarísima para decantar la eliminatoria a favor del conjunto berciano si bien su remate de cabeza a una falta lateral de Fullana se marchaba fuera cuando ya se cantaba el gol.

Moría el partido hasta que ocurrió una de esas genialidades que nadie espera y que, en esta Copa del Rey, sirven para forjar héroes entre los modestos. Porque un centro desde la izquierda se encontraba en la frontal del área a Adrià de Mesa, que según le venía y sin pensarlo demasiado descerrajaba un misil ante el que nada podía hacer Gazzaniga para hacer el 1-0.

Restaban poco más de 5 minutos y la Deportiva se volcó a la desesperada sobre la portería del Ebro, pero los deberes a última hora siempre salen mal y el equipo berciano caería eliminado de la Copa del Rey con esa sensación de haber buscado el pase con la ley del mínimo esfuerzo y de que lo realmente importante este viaje es lo que ocurra el martes en Málaga, donde el equipo buscará resarcirse en medio de un río revuelto en el que espera pescar.
Volver arriba
Newsletter