Publicidad
DO León, una Denominación de pura cepa

DO León, una Denominación de pura cepa

ESPECIALES IR

Ampliar imagen
T.G. | 13/11/2020 A A
Imprimir
DO León, una Denominación de pura cepa
Vinos Una decena de bodegas pertenecientes a este Consejo Regulador ofrecen a los visitantes la oportunidad de conocer de primera mano sus instalaciones con completos planes enoturísticos
Los ‘viajeros del vino’ tienen una parada obligatoria en el terruño en el que se hunden las raíces de la Denominación de Origen León. En él, las historias tienen forma de una copa de vino, de pura cepa, de racimos de uva prieto picudo y albarín, de bodegas comprometidas con el territorio y dispuestas a proteger su patrimonio. Todo ello merece ser compartido y por eso una decena de bodegueros de la DO León abren la puerta a sus viñedos, a sus instalaciones y a su historia. Sus proyectos vitivinícolas tienen muy presente el potencial del turismo enológico para que la experiencia sea mucho más que probar un vino. El propio Consejo Regulador es consciente de ello y empuja con fuerza para dar a conocer esta faceta de sus bodegas. Es por ello que en los últimos años ha ido desarrollando diferentes actividades que atraen a visitantes a las bodegas para conocer el producto pero también su arquitectura o sus técnicas más tradicionales.

La experiencia del enoturismo en las bodegas de la DO León puede comenzar por los viñedos para poner inicialmente el foco en la materia prima, en esas variedades de uvas autóctonas que hacen de los vinos del sur de la provincia un producto tan exclusivo. El viaje por ellas sigue en la bodega donde inician un proceso de elaboración en el que a día de hoy se mantienen técnicas de antaño que maridan a la perfección con las nuevas tecnologías. Los grandes depósitos y las coquetas cubas donde los vinos van cogiendo cuerpo con el paso del tiempo se reparten por las estancias antes de llegar a la línea de embotellado, un periplo en el que embriagarse con los olores del vino convierte la visita en una experiencia para todos los sentidos. Tocar la tierra, ver los colores del vino, oler los aromas que arroja durante su elaboración, escuchar su historia y... Falta el gusto, ese con el que se culminará la visita probando un vino que ya no será lo mismo de ese momento en adelante pues ahora conoces todos los secretos que lo convierten en especial.

Vile La Finca, Gordonzello, Pardevalles, Fuentes del Silencio, Solotero, Meóriga, Vitalis, Casis, Belote y Julio Crespo son las bodegas de la DO León que cuentan con planes predefinidos de turismo enológico. Una llamada para concertar la cita en cualquiera de ellas es la oportunidad para conocerlas de primera mano. Recientemente muchas de estas instalaciones se han sometido a importantes transformaciones adaptando sus espacios a la posibilidad de celebrar dentro de ellas mucho más que una visita con la familia, los amigos o los compañeros de trabajo creando incluso espacios para celebrar eventos. Y todo en el entorno de la cultura del vino, esa que la DO León y sus bodegueros atesoran y comparten.

Volver arriba
Newsletter