Publicidad
Divagaciones pueriles

Divagaciones pueriles

OPINIóN IR

24/01/2021 A A
Imprimir
Divagaciones pueriles
Los ‘profetas’ de la derecha conservadora leonesa hacía tiempo que brillaban por su ausencia. Los profetas y esa otra pléyade de corifeos, que pululan a su alrededor cuando huelen intrigas o actividades conspirativas. No, hasta ahora no eran visibles por parte alguna de la ciudad. Vivían embozados desde el 5 de junio de 2019, fecha en que se conformó en la ennoblecida sede municipal de San Marcelo –la de Ordoño II es un mazacote– la nueva corporación presidida por el socialista José Antonio Diez.

Pues poco más de año y medio después han reaparecido. Vuelven a la arena. Y aunque reculados en tablas por su condición de mansos pregonados, embisten a oleadas y buscan pegar el pitonazo al sufrido peonaje que se ponga por delante. Porque el caso es crear un contubernio general de ideas y maldades, de cuchicheos porteriles infectos a pesar de sus conocidas limitaciones cognitivas. La mayoría apenas si llega al cajón del pan. Y, luego, se quejan de que los tachen de atolondrados.

Y tanto es así, que al abrigo del susurro de confesionario y del boca a oreja vienen anunciando en encuentros de medio pelo y café mañanero con sacarina, que ya hay candidato a la alcaldía de León para las elecciones de 2023. Nombre aún no dan pero lo aseguran. La reciente alta en el partido de un brillante personaje es el soporte. Ese es el nivel de los adivinos. Lo malo no es quien lo dice –que también– sino quien lo escucha y, además, lo propaga como de cosecha propia. Información privilegiada. Y todos, unos y otros, de aquí para allá con su monserga.

La otra ‘gorda’, muy gorda, se llama moción de censura. Según cuentan los habituales iluminados peperos, José Antonio Diez podría tener los días contados como regidor mayor de la ciudad. En sus elucubraciones aseguran que se está cociendo un tejemaneje definitivo entre un destacado leonesista de origen montañés, un duplicado en responsabilidades locales y nacionales, y un ‘jubilado’, paisano de El Cid, muñidor de alta escuela, consejero del segundo y muy bien relacionado con el primero en sus momentos de gloria y enredos regionales. Los encuentros, con mesa y mantel, se datan en Benavente. Como siempre. A caballo entre León y Valladolid, dirección Tordesillas.

Con estas dos noticias ‘canallescas’ se ha desperezado 2021 en ciertos ambientes politicastros de la capital. Y son tan torpes, tan cortitos quienes difunden tales conciliábulos, que también son incapaces de alcanzar a saber el jardín en que meten a su propio partido con habladurías de ese subrayado. Están ellos como para ir de verbena y tirar cohetes. Y, por cierto, los que lo difunden, que no son pocos, proceden de la misma camada. Forman parte de la ejecutiva provincial. ¡Ole!
Volver arriba
Newsletter