Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Dispuestas a comerse el mundo bailando

Dispuestas a comerse el mundo bailando

CULTURAS IR

C. Centeno | 26/05/2017 A A
Imprimir
Dispuestas a comerse el mundo bailando
Baile Las 'Boomis', el grupo de competición de Cras Dance, ensaya duro para su próxima cita: el mundial de Arizona en agosto / Las chicas, junto a la escuela, han puesto en marcha una campaña de venta de papeletas para recaudar fondos para el viaje
Paula tiene 13 años y con esa edad ya tiene claro que "no podría vivir" sin el baile. Valle, de 12, lleva un año bailando y ha encontrado "una forma de expresarme". A Lara le pasa lo mismo: se apuntó hace un año, entró en el grupo de competición y le cogió gusto a esto de los bailes urbanos. Ellas son tres de las doce integrantes de las 'Boomis', un equipo de la escuela Cras Dance de Trobajo del Camino.

Tienen entre 9 y 13 años y llevan un año pletórico en el que han triunfado allá donde han ido. Lo suyo es el baile urbano y entrenan bajo las directrices de Silvia Olmos, su coreógrafa

Precisamente los triunfos de este año han servido para que este grupo llegue a competir a nivel internacional. Hace poco más de un mes, el 23 de abril, recibieron en Barcelona el paseo par el campeonato mundial de baile urbano que se celebrará en Arizona durante el próximo mes de agosto. Todo un "logro", admiten todas ellas. Ahora, toca trabajar duro para esa cita, reconoce Silvia Olmos. "Allí os dejan un minuto y medio por lo que tenemos que cambiar la coreografía, los vestuarios...", explica, así que ya afrontan con "nervios" los preparativos, "porque se nos echa el tiempo encima". 

Constancia, trabajo, ilusión y muchas ganas mueven a este grupo que entrena cada jueves con el baile en las venas. Poder bailar en la cita mundial ya es todo un logro. Hasta Arizona irán ocho de ellas. "Si quedamos en último lugar no pasa nada, porque ya es un logro haber llegado, eso sí, si quedáramos en buen lugar sería genial", admite Paula.

Venden papeletas por 2,50 euros para todos los que quieran colaborar con la aventura de sus vidas en Arizona este verano Eso sí, este viaje cuesta dinero a sus familias, por lo que desde la academia Cras Dance han puesto en marcha una venta de papeletas a 2,50 euros para que todo el que quiera pueda colaborar con el viaje. Entre los compradores, sortearán una sesión de fotos con el leonés Gus Geijo, aunque eso es lo de menos. Lo más importante es recaudar fondos para que ninguna pueda faltar a la cita de sus vidas, y sus familias lo saben. Para sus hijas el baile lo es todo y "las familias hacen lo que sea por un hijo cuando ya está a este nivel", admite Olmos.

En cada ensayo lo dan todo. Vestuario, maquillaje, peinado… Las 'Boomis' cuidan los detalles con las vistas puestas ya en Arizona. El esfuerzo "está siendo muy grande", reconoce su coreógrafa, que trata de unirlas para que en el trabajo final se note la conexión. "Son una piña, son muy amigas, aunque son niñas y a veces se enfadan se llevan bien y es lo que las intento inculcar, que en el grupo tienen que estar muy unidas porque en el trabajo se nota", explica Silvia Olmos. 

La piña se nota en los ensayos y ellas saben hasta dónde están llegando y que la unión hace la fuerza. "Estoy contenta porque he visto que somos muy buenas, o eso nos dicen, y nos lo pasamos muy bien", explica Lara.

De aquí a que cojan el vuelo que las llevará al campeonato mundial todavía tienen otras competiciones en las que demostrar todo lo que valen y habrá que volver a contar sus victorias, porque la ambición de estas chicas es enorme y su ilusión, más.
Volver arriba
Newsletter