Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Disfrutar en El Moro, la Huerga Torina y junto al Canal Alto de Villares

Disfrutar en El Moro, la Huerga Torina y junto al Canal Alto de Villares

ESPECIALES IR

La pesca sin muerte es un recurso que atrae a muchos aficionados. | M.P. Ampliar imagen La pesca sin muerte es un recurso que atrae a muchos aficionados. | M.P.
P.J. Abajo | 26/04/2019 A A
Imprimir
Disfrutar en El Moro, la Huerga Torina y junto al Canal Alto de Villares
Pesca Los cauces del río permiten a los aficionados a la pesca disfrutar de tramos sin muerte aunque no existe coto de pesca en el municipio
Desde los romanos, la agricultura ha sido uno de los medios de vida en las zonas rurales y las aguas imprescindibles para hacer que los campos prosperen y den sus frutos. Estos campos pertenecientes al municipio de San Cristóbal de la Polantera se benefician de las aguas del Órbigo a través de tres grandes presas: El Moro, la Huerga Torina y el Canal Alto de Villares. No existe coto de pesca en el municipio pero la disposición de los cauces del río permiten a los aficionados a la pesca disfrutar de tramos sin muerte.

Históricamente poblada por una tribu astur, estos pueblos se desplazaban continuamente por el territorio pero sin alejarse de los ríos (pesca y cultivos) y de las zonas talas en las que abundaba la caza, es decir, sobre los alimentos. Sobre estos pueblos impusieron su dominio los romanos cuando intentaban apoderarse de las grandes riquezas de la zona además de conseguir los alimentos necesarios para abastecer sus tropas asentadas en la zona.

San Cristóbal de la Polantera permite pescar entre presas para el riego como hacían los romanos Sobre estos pueblos enclavados en la Vega del Tuerto impusieron su dominio los romanos cuando intentaban apoderarse de las grandes riquezas de la zona además de conseguir los alimentos necesarios para abastecer sus tropas asentadas en las localidades cercanas.

Enclavado en la Vega del Tuerto, San Cristóbal de la Polantera es cabeza del Ayuntamiento del mismo nombre que administra un municipio compuesto por ocho localidades: Villagarcía de la Vega, Posadilla de la Vega, Matilla de la Vega, San Román el Antiguo, Veguellina de Fondo, Villamediana de la Vega, Seisón de la Vega y el propio San Cristóbal de la Polantera.
Volver arriba
Newsletter