Publicidad
Dimite el director médico del Hospital El Bierzo tras "una etapa de complejidad"

Dimite el director médico del Hospital El Bierzo tras "una etapa de complejidad"

EL BIERZO IR

Pelayo y Paredes en la presentación del congreso de Paliativos. | MAR IGLESIAS Ampliar imagen Pelayo y Paredes en la presentación del congreso de Paliativos. | MAR IGLESIAS
Mar Iglesias | 22/09/2022 A A
Imprimir
Dimite el director médico del Hospital El Bierzo tras "una etapa de complejidad"
Sanidad Reconoce que la pandemia requirió un esfuerzo superlativo y mantiene su esperanza en que la plantilla se consolide en un futuro
El director médico en el Hospital El Bierzo, José María Pelayo, deja su cargo, aunque asegura que era algo que tenía revisto desde que tomara el relevo a Luis Zorita, y lo hizo en funciones. Ahora sigue estando en funciones hasta que llegue su relevo pero asegura que su intención no es dejar más cargos que este y mantendrá la Jefatura de estudios. Seguirá dedicándose a la formación, regresando a su puesto en psiquiatría y después de haber pasado "una etapa de complejidad", asume, puesto que ha estado al frente del cargo durante la pandemia.

De todos modos, pone sus esperanzas en que el Hospital logre consolidar la plantilla de profesionales "de eso estoy seguro" y deja claro que no contempla que este centro llegue a ser dependiente del de León, desapareciendo como tal.

Pelayo dejaba su puesto el mismo día que conseguían plaza 14 médicos de las 20 plazas ofertadas, un paso que el consejero de Sanidad aplaudió como primer paso para cubrir la plantilla, aunque el director médico en funciones dejó claro que conseguir esa plaza "no quiere decir que se cubra".

Los médicos que la hayan conseguido tienen un mes para acceder a ellas. Considera que en algunos casos sí se cubrirán, porque son plazas que se consolidan, como es el caso de dos internistas, pero a ellos suman otros dos que podrían no quedarse. Eso deja en el aire que la plantilla se cubra y se solvente una carencia que ha enervado al Colegio de Médicos de León, que ha sido el que ha levantado la voz por esa deficiencia, antes que los sindicatos del propio centro. Pero Pelayo agradece ese arrope del Colegio ante sus carencias, que apunta que tiene esperanza en que se puedan resolver. En eso asegura que ha trabajado desde la Dirección Médica.

Valora que la intención del consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez sea esa, como ha puesto sobre la mesa asegurando que, a finales de este año o a principios del que viene, quiere completar la plantilla de profesionales, pero apunta que "no todo depende del consejero", ya que tienen que ser los profesionales los que rellenen esos huecos.

Por su parte, la gerente del Hospital El Bierzo, Pilar Fernández Ampudia, no quiso valorar que se llevara a las Cortes, por parte del PSOE y de la UPL su dimisión como inicio para poner solución a la situación límite que el Colegio Médico ha denunciado que vive el centro. Solo dejó un mensaje a su secretaria para aclarar a los medios que ya el consejero y la delegada territorial de la Junta habían hablado, una práctica, la de no ofrecer declaraciones a la prensa, en la que se ha instalado desde su llegada al cargo.


Radioterapia, en manos de la Gerencia Regional


Pelayo asegura que el proyecto de Radioterapia está en manos de la Gerencia Regional, que es la que debe dar un paso adelante con el proyecto, ya realizado. Solo faltaría eso y liberar la parte de archivo que se está digitalizando, aunque asegura que ya se podría trabajar en otras zonas de manera paralela. Sí considera que es un proyecto que "sigue adelante" y confía en que pueda realizarse.

"Paliativos tiene que crecer"

Pelayo hacía esas declaraciones en la presentación de las X Jornadas de la Sociedad Castellano y leonesa de Cuidados Paliativos, que se acelerarán en el Castillo de Ponferrada del 21 al 22 de octubre. Una unidad que se abrió 2008 con 6 camas y solo un facultativo responsable, Antonio Paredes, además de seis enfermeras y seis auxiliares. Esa carencia de personal hace que solo se puedan asistir a enfermos oncológicos. La intención es que la unidad crezca, con un equipo propio y no mediante colaboraciones de otros departamentos, como lo hace en la actualidad con medicina interna o psiquiatría entre otras.

Según el director médico en funciones, en los próximos años debe producirse ese incremento "y se va a consolidar", augura. Paredes pide que, al menos se pueda llegar a las 9 o 10 camas y que se incluyan a pacientes no oncológicos, que en la actualidad están tratados en los departamentos de referencia de sus dolencias.

El congreso servirá para acercar esta realidad a la sociedad e incrementar el conocimiento entre profesionales. Paredes, coordinador del evento, espera que sean entre 100 y 150 los profesionales que finalmente participen de este evento que, bajo el lema 'Vínculos e incertidumbre' pretende profundizar precisamente en esa línea de unión que, al final de la vida, se crea entre profesionales, familiares y enfermo. Y también en las dudas sobre las limitaciones o el momento de la muerte que la enfermedad comporta.

Las jornadas establecen ocho mesas de debate y estudio que versarán sobre distintos temas como la atención en casa en relación con enfermedades degenerativas o la revisión de la ley de la dependencia. También sobre la búsqueda de valores para disminuir la incertidumbre diagnóstica en enfermedades oncológicas o la sedación difícil. Se hablará de los cuidados enfermeros, de los aspectos bioéticos, con respecto a la eutanasia y a ese vínculo que se crea con el enfermo, del alivio de síntomas prevalentes al final de la vida o de cómo afrontar el duelo.
Volver arriba
Newsletter