Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Detenido Santiago Izquierdo Trancho en una carbonera del Crucero en León

ACTUALIDADIR

Momento de la detención de Santiago Izquierdo Trancho. | Ampliar imagen Momento de la detención de Santiago Izquierdo Trancho. |
L.N.C. | 10/08/2018 A A
Imprimir
Detenido Santiago Izquierdo Trancho en una carbonera del Crucero en León
Sucesos El preso no había regresado desde el pasado lunes al Centro de Inserción Social de León, donde cumplía condena y al que debía volver después de un permiso penitenciario
El pasado lunes, Santiago Izquierdo Trancho no regresó al Centro de Inserción Social de León donde cumplía condena y del que había salido para disfrutar de un permiso penitenciario. Desde entonces las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se han encargado de buscarlo y, tal y como ha confirmado este viernes el Subdelegado de Gobierno de León, Faustino Sánchez, ha sido ya detenido en la ciudad de León en un acción llevada a cabo por la Policía Nacional en colaboración con la Guardia Civil. El subdelegado ha querido "destacar la grandísima actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado". 

La detención se produjo entre las 11:00 horas de este viernes y fue llevada a cabo por agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la Brigada Provincial de Policía Judicial y Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de León detuvieron.

El pasado día 30 de julio de 2018 Santiago Izquierdo Trancho, interno del Centro Penitenciario de León, aprovechando su salida con ocasión de un permiso penitenciario, no regresó al Centro. Cursada la oportuna orden de búsqueda se iniciaron las investigaciones tendentes a su localización y detención. Tras continuas y laboriosas investigaciones por parte de los funcionarios integrantes del operativo de búsqueda establecido al efecto, se fue cerrando el círculo sobre el huido, siendo en la mañana de este viernes localizado en el barrio del Crucero de la capital, donde permanecía escondido. Al percatarse de la presencia policial el fugado trató de huir a través de varios inmuebles, lográndose su detención tras refugiarse en una carbonera, lugar donde fue detenido.

En el momento de la detención el prófugo no opuso resistencia, siéndole intervenidos un cuchillo y un destornillador que guardaba entre sus ropas .

Santiago Izquierdo Trancho está considerado como uno de los presos más peligrosos de España y aprovechó un permiso penitenciario para quebrantar la condena que actualmente cumplía en este centro, dependiente de la cárcel de Mansilla de las Mulas. El reo, condenado a 138 años, no se presentó el pasado lunes en el centro de inserción social Jesús Haddad Blanco de la capital leonesa, a dónde debía acudir por sus propios medios. 

Considerado uno de los presos más peligrosos de España, Izquierdo Trancho tendrá que enfrentarse a una nueva causa por quebrantamiento de condena cuando sea detenido. El recluso ingresó por primera vez en la cárcel en mayo de 1985, acusado de asesinato. Ya en prisión, habría sumado a su historial delictivo la muerte de un compañero recluso, así como otros delitos como el secuestro de funcionarios, el desacato, la agresión, las amenazas o el robo, que habrían elevado sus condenas hasta los 138 años.

El reo fue también uno de los líderes del motín que en 1991 sufrió la cárcel de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) y ha protagonizado numerosos intentos de fuga. En la actualidad y tras haber cumplido las penas más largas a las que había sido sentenciado, Izquierdo cumplía una condena de tres años y tres meses a causa de tres robos.


Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle