Publicidad
"Desolación" en Alcuetas por el derrumbe de parte de su castillo

"Desolación" en Alcuetas por el derrumbe de parte de su castillo

ACTUALIDAD IR

Castillo de Alcuetas tras haberse derrumbado ayer por la mañana una buena parte de su estructura. | L.N.C. Ampliar imagen Castillo de Alcuetas tras haberse derrumbado ayer por la mañana una buena parte de su estructura. | L.N.C.
T. Giganto | 10/03/2018 A A
Imprimir
"Desolación" en Alcuetas por el derrumbe de parte de su castillo
Comarcas El exceso de humedad por la lluvia parece la causa de un incidente que deja un poco más huérfano de patrimonio al sur de León ahora que esperaban poder arreglarlo
Una fortaleza es un recinto fortificado para resistir ataques enemigos. Pero hay una guerra contra la que difícilmente los castillos pueden ganar la batalla sin una intervención que lo evite: el paso del tiempo. Y esa batalla es la que este sábado perdía el castillo de Alcuetas con el derrumbe de buena parte del mismo como consecuencia, previsiblemente, del exceso de humedad provocado por las fuertes lluvias de los últimos días. Esto ha provocado "mucha desolación" entre los vecinos, tal y como contaba Ricardo Pellitero, alcalde del municipio, y es que este sábado el sur de León quedaba un poco más huérfano de patrimonio.

Nunca llega en buen momento una pérdida como esta, pero en este caso cabe destacar que no lo ha hecho ya que precisamente ahora el Ayuntamiento de Villabraz (al que pertenece la pedanía de Alcuetas) había presentado a la Diputación de León un proyecto para reforzar las paredes y hacer la cubierta del edificio con cargo a la subvención que la institución provincial destina este año a la conservación del patrimonio. "El Ayuntamiento ha gestionado la petición a la Diputación de 200.000 euros de los cuales el propio Consistorio aportaría 20.000 euros, con la dificultad que esto entraña para una pequeña población como esta", explica Pellitero, que contenía una mezcla de rabia y pena por lo sucedido. "Habíamos invertido más de 12.000 euros en el proyecto para recuperar el castillo y el derrumbe del ala oeste del mismo ha sido un mazazo tremendo para el pueblo", lamenta.

Pasadas las once y media de este sábado por la mañana los vecinos de la localidad escucharon un gran estruendo y al salir a la calle se percataron de lo sucedido: una inmensa polvareda que salía del castillo. Al derrumbarse parte del edificio, quedó además afectada el inmueble de un vecino del pueblo. "Y justo ahora, justo ahora que estábamos a punto de ver hecho realidad el sueño de los vecinos de poder arreglar el castillo", repetía una y otra vez Ricardo Pellitero.

Esta fortaleza, declarada Bien de Interés Cultural en 1949, pasa desapercibida en la localidad ya que se encuentra al nivel de la misma, sin estar colocado en un lugar elevado como es más habitual. Y tan desapercibida ha pasado que nunca ha sido objetivo de las administraciones para conservarla a pesar de las reivindicaciones de los vecinos.

El castillo, del que José Luis Alonso Ponga data su construcción en el siglo XVI, fue "una obra de mampostería de piedra y cantos, todo unido con argamasa de cal y arena, modo constructivo muy similar al castillo de Valencia de Don Juan», según el historiador Javier Revilla. "En origen fue un fuerte rectángulo de 14 por 10 metros de perímetro, a modo de torreón, un tamaño similar a la torre del homenaje del castillo coyantino aunque es inferior a aquella en altura, pues aquí sólo alcanza dos pisos", explicaba este sábado en medio de la indignación por lo sucedido: "Que se caiga parte de un Bien de Interés Cultural en el siglo XXI es un síntoma de lo abandonado que está el patrimonio".
Volver arriba
Newsletter