Publicidad
Desde Oriente con destino Santa Marina

Desde Oriente con destino Santa Marina

ACTUALIDAD IR

Un momento de la llegada de los Reyes al Castillo de Herodes. | P.F. Ampliar imagen Un momento de la llegada de los Reyes al Castillo de Herodes. | P.F.
Patricia Ferrero | 28/12/2015 A A
Imprimir
Desde Oriente con destino Santa Marina
Santa Marina La localidad ribereña escenificó este domingo el Auto de los Reyes ante más de 1.000 espectadores
La villa ribereña Santa Marina del Rey se convirtió en el escenario del Auto de los Reyes; una de las representaciones más tradicionales y populares de la provincia leonesa. Cuyos comicios se remontan al siglo XII. Santa Marina retoma esta propuesta después de más de 30 años de su última representación. Y si ya entonces fue considerada todo un éxito, ayer volvió a cumplir con creces las expectativas, ya que la obra consiguió aglutinar a más de 1.000 espectadores que disfrutaron de una soleada tarde de teatro, un 27 de diciembre en Santa Marina.

La obra contó con 24 actores –además de los niños que componen la Pastorada– que llevan trabajando desde hace más de medio año en este proyecto, incluyendo la elaboración del ‘atrezzo’, para presentar a sus vecinos una personalizada y hasta humorística recreación de la Adoración de los Reyes de Oriente, la Matanza de los Inocentes e incluso el Juicio de Herodes, acabando con una Marcha Real en la que los intérpretes pusieron de manifiesto sus dotes musicales.

El Auto de los Reyes de Santa Marina se basa en unos textos de los años 30 y, con respecto a otros, tiene la particularidad de que incluye la Pastorada; interpretada por niños. Esta representación ha sido llevada a escena en otras tres ocasiones en toda la historia; la primera en 1952, la segunda en el 64 y la tercera en el 84. Esta última dirigida por el impulsor del evento actual, Alfonso Sánchez, que también ha hecho las veces de guionista y coordinador de una obra que combina textos bíblicos con historia, e incluso con algunos tintes de ficción.

El Auto de los Reyes de Santa Marina no dejó impasible a ninguno de los asistentes. Y es que, la obra consiguió unificar expectación y catarsis.
La representación navideña no volverá a ver la luz este año en la villa ribereña, pero sí lo hará en otras dos localidades: Benavides y Carrizo, los días 6 y 10 respectivamente.
Volver arriba
Newsletter