Publicidad
"Desde el principio a mí se me persiguió desde dentro, se ha intentado ocultar mi trabajo"

"Desde el principio a mí se me persiguió desde dentro, se ha intentado ocultar mi trabajo"

EL BIERZO IR

Manuel de la Fuente durante la entrevista. | MAR IGLESIAS Ampliar imagen Manuel de la Fuente durante la entrevista. | MAR IGLESIAS
Mar Iglesias | 25/04/2021 A A
Imprimir
"Desde el principio a mí se me persiguió desde dentro, se ha intentado ocultar mi trabajo"
Entrevista Manuel De la Fuente, exconcejal de Mantenimiento del PSOE en Ponferrada y ahora edil del grupo de no adscritos
Cuarenta años socialista lleva por bandera, de madre republicana a la que cada año recuerda con un ramo de flores tricolor en su tumba el día en el que se conmemora la II República. Eso de entrada a una vida sindicalista en Endesa y a otra política al lado de Felipe González como uno de los 40 asesores del Comité Nacional de Deportes. Con 74 años ha llegado a pertenecer a la corporación ponferradina como concejal de Mantenimiento y Mercado de Abastos, pero, tras romper la disciplina de voto de los suyos, queda fuera de ese proyecto.

Manuel De la Fuente fue corredor de fondo, árbitro y entrenador y de las tres filosofías se nutre ahora para seguir adelante como concejal no adscrito tras tener que pasar el trago de dejar sobre una mesa su carné de socialista. Espera recuperarlo, pero para ello pide que se depuren personas. Olegario Ramón sería uno de lo que para él sobraría antes de volver.

– ¿Se esperaba toda la polémica surgida alrededor de usted al romper la disciplina de voto del equipo en el que era concejal?
- Creo que se buscó una cortina de humo con el voto en la prórroga del estadio de fútbol a la Ponferradina. Hay mucho que hablar de las ayudas que se les da al club de baloncesto de Ponferrada y a la Ponferradina sobre otros deportes. Pero los problemas venían desde que se pactó el tripartito. Yo me oponía a hacerlo con Pedro Muñoz (CB), que había cambiado muchas veces de chaqueta. Creo que no se puede gobernar a cualquier precio y hacerlo con CB no me gusta porque es de derechas. Algunas políticas que se están haciendo están cogidas por la iniciativa de este partido y creo que no es un buen camino para aplicar al 100 por 100 el programa del PSOE en el que yo participé.

- ¿Y si sucede eso, qué hará desde la bancada de no adscritos ahora?
- Si se hacen políticas conformes al ideario socialista las apoyaré, pero si van hacia otro lado, votaré en contra. Espero que Podemos recapacite y sea el freno dentro de ese equipo de Gobierno para que no se desvíe más hacia la derecha ese gobierno.

- Antes de todo esto, hubo movimientos en la local, de la que dejó los cargos que ostentaba ya hace meses…
- Todo empezó en que no querían darme un despacho digno, yo no quería nada ostentoso como puede tener Urbanismo o Hacienda, solo un lugar desde el que trabajar. Después solicité a más gente para realizar el trabajo y se me dijo que no. Tuve que hacer de técnico, de concejal y de administrativo, por eso ahora no voy a reivindicar personal de confianza como tienen los otros grupos. He sido el chico para todo. Venían con conocidos para solucionar sus problemas y eso no me gusta. Soy concejal para todos.

Yo he sido prudente en mi trabajo, hasta el punto de que se hicieron cosas de las que yo me eximía de responsabilidad si el alcalde quería continuar. Pasó con un camión de la basura que desde la oposición denunciábamos que estaba en mal estado, no se cambió y hubo un accidente mortal.

Yo he trabajado basándome en el sentido común que para mí es muy importante, hablando con los técnicos, pateando la calle, pero me sentía desbordado algunas veces e impotente de no poder solventar los problemas. Veía que la acción de gobierno iba por otros derroteros bien distintos a lo que necesitan los vecinos. La calidad de vida de los vecinos empieza por tener calles en condiciones, unas aceras para poder caminar, porque hemos tenido muchas denuncias por accidentes en ellas. Esa es la prioridad por encima de otras que salen en los medios. A nosotros nos eligieron para cambiar la situación en la ciudad y si no podemos hacerlo hay que decir cuál es el motivo.

- ¿Y cuál cree que era el motivo?
- Que no se ha hecho buena política. No se ha primado eso y yo pedía que se destinara dinero de otras carteras como Cultura o Fiestas a Mantenimiento y me dijeron que no me metiera en otras Concejalías. También consideraba que debía ficharse en el Ayuntamiento. Eran cosas que no les gustaban que dijera y tuve que reventar, no aguantaba más.

- ¿Pero le habrá dolido dejar el carné del partido?
- Sí, después de 40 años sí, porque nunca he pasado por este trance y he vivido muchas cosas dentro del partido. Es un sinfín de cosas que te cansan aunque tengo mucho aguante. Pero al irme me envían una carta desde el partido con una resolución de la ejecutiva local que firma la senadora Carmen Morán. Una mujer que me ocultó mi propia credencial durante año y medio, algo que tuve que solicitar por carta y que incluso la junta electoral central me instó a que tenía vía libre para ir al juzgado por este hecho. Una de las desgracias del PSOE es meter en las listas a empresarias y hay dos, una de ellas es esta. En el escrito se habla de tránsfugas del partido, algo que yo viví en directo. Se fueron al PP para quitar del poder a un alcalde, pero no es mi caso. Yo soy concejal no adscrito cansado de la persecución y de las barbaridades que desde dentro se hicieron conmigo, no tránsfuga.

- ¿Qué ha hecho con ese expediente?
- Voy a contestarlo, no lo he hecho aún. Pero les preguntaré que, después de que lean todo lo que envíe, quién debe ser el expedientado, Olegario o yo. Hizo juicios personales sobre mí públicamente y eso no lo voy a tolerar. Me reprochan que faltara a un código ético y de conducta cuando yo no he salido de ese código socialista. Eso es grave. Qué sabrán ellos lo que es un código ético y de conducta, cuando se guardaron incluso mi credencial. Lo que dijeron no se ajusta a lo ocurrido en la comisión sobre la prórroga del campo y esperemos que resuelvan esa situación de fraude de ley, porque estaré vigilante.

-¿Se ha tragado muchas denuncias?
- Internamente hablaba, públicamente no. Hay muchas cuestiones que se salen de madre. La incoherencia es lo peor que puede tener un alcalde. Este tiene muchas carencias democráticas, actúa con bastante sectarismo hacia las personas, sobre todo aquellas que le plantan cara o que no quiere tener al lado en el partido. Pero además es muy débil con los poderosos y muy prepotente con los débiles y eso no es bueno para un gobernante y menos del PSOE. Tiene que tener más mano izquierda. Mi tema se le fue de las manos porque no tiene cintura política y así es muy difícil llevar a buen puerto un gobierno.

- ¿Prevé presiones para que deje su acta de concejal, como ya se le ha pedido?
- Que presionen lo que quieran. Espero que no se atrevan a amenazarme, aunque ya hubo alguna amenaza velada públicamente y en la carta del expediente también las hay porque hay acusaciones. Tendrán que lavarse la boca con lejía para ser como yo.

- ¿Su intención es aguantar lo que venga hasta el final del mandato?
- Lo voy a hacer si la salud me deja y no solo por mí, sino también por los afiliados que me votaron. Si la ejecutiva se diera cuenta de que el partido, desde que gobierna Olegario Ramón ha caído en barrena en afiliación, verían lo que está pasando. Yo les he enviado cartas para informarles de lo que podía ocurrir y decirles que no me sentía responsable.

- ¿Se ha sentido desarropado por la ejecutiva?
- Desde la Regional y la Provincial quedaron en que hablaríamos pero nunca me llamaron. Creo que deberían escucharme porque me han juzgado por el mero hecho de votar en contra. Pero les avisé de lo que podía ocurrir y alguno debería mirar bien los estatutos del partido y no cometer el error de acusar a las personas sin conocer los hechos. Esto no se puede hacer. Desde el principio a mí se me persiguió desde dentro, se ha intentado ocultar todo mi trabajo. Fue una persecución en toda regla.

- ¿Si Olegario Ramón se fuera del PSOE volvería al partido?
- Si me lo piden las esferas de arriba volvería, pero hay cosas que tienen difícil arreglo si no se limpian. Hay que cambiar a las personas para que algo cambie, no hacer un giro.
Volver arriba
Newsletter