Publicidad
Deportiva 2 - Almería 1: 'Yuri vale una permanencia'

Deportiva 2 - Almería 1: 'Yuri vale una permanencia'

DEPORTES IR

Yuri lanza entre los defensores del Almería. | LALIGA Ampliar imagen Yuri lanza entre los defensores del Almería. | LALIGA
J. C. | 17/07/2020 A A
Imprimir
Deportiva 2 - Almería 1: 'Yuri vale una permanencia'
Fútbol / Segunda División Una genialidad del delantero y las paradas de Manu García dan el triunfo a una Ponferradina que logra la salvación matemática
Tocó sufrir y ponerse en lo peor cuando ya parecía conseguido, pero la Deportiva acabó haciendo los deberes sin necesidad de llegar a la última jornada. Una genialidad de Yuri en la segunda parte, cuando un Almería que había igualado al filo del descanso el tempranero tanto de Ivi López acababa de fallar un mano a mano, acabó valiendo una permanencia para un conjunto berciano que con los resultados de sus rivales se aseguraba matemáticamente seguir un año más en Segunda División.

Un triunfo festejado a lo grande y con dos protagonistas claros, el delantero brasileño y el meta Manu García, que asistió en el 1-0 y salvó a su equipo bajo palos. Con René jugando ante el equipo del que es propiedad y donde era capitán hasta Navidad, Bolo decidía sentarle y volver a cambiar de inquilino en la portería como en Fuenlabrada, y ya en el arranque el que fuera protagonista en el ascenso marcaba diferencias en su área... y en la contraria.

Y es que a los siete minutos, después de un córner en el que Ríos Reina obligaba a intervenir a Sivera (el meta titular, Fernando, no se recuperaba a tiempo y pese a haber viajado no entraba ni en la convocatoria) para evitar el gol olímpico; el Almería tenía una clara triple oportunidad, en la que Manu sacaba primero el lanzamiento de Darwin, Russo se tiraba luego en plancha para sacar el rechace y en el tercer tiro seguido, desde la frontal, volvía a sacar la manopla el guardameta.

En un saque largo de Manu el error al tirar el fuera de juego del Almería dejo solo a Ivi, que marcó el mano  a mano Un susto sin consecuencias y una gran diferencia con respecto a los últimos choques, en los que la Deportiva había tenido varias ocasiones antes que su rival pero sin acierto. Esta vez, la primera fue a la cazuela. Fue en un golpeo largo de Manu García, en el que la defensa del Almería tiraba pésimamente el fuera de juego, Ivi recibía libre de marca dentro del área, recortaba pisando el balón al defensa que llegaba tirándose en plancha para intentar cortar el disparo, y superaba con sangre fría para superar al meta. Era el 1-0, que subía al marcador tras varios minutos de incertidumbre, dado que el VAR revisaba que no existiera un fuera de juego que no era por apenas unos milímetros.

Era el gol de la tranquilidad. El que podía evitar los nervios. Y tras él llegaron grandes minutos de la Deportiva... hasta que como viene siendo demasiado habitual, en el tramo final la gasolina se agotó y el Almería empezó a rondar el gol, aprovechando el agujero que había en la zona izquierda berciana.

Así, tras una jugada por esa banda derecha andaluza, llegaba el aviso de Vada, cuya cabezazo se iba ligeramente desviado cuando Manu estaba ya batido. Después el de Juan Muñoz, que libre de marca en el segundo palo y en área pequeña, la mandaba arriba. Y a la tercera, otra vez en ese descuento fatídico día tras día para la Deportiva, llegaba el empate del Almería.

Fue en el minuto 48 tras el nuevo error de Manzanara y Ríos Reina, a quien Balliu cogía la espalda por la banda, pisando área y obligando a Manu a salirle a tapar, ante lo cual daba el pase atrás para que en el área pequeña y a portería vacía Darwin Núñez empatara.

Recomponía el equipo Bolo en el descanso, cambiando a los hermanos Valcarce y quitando a Ríos Reina para meter a Trigueros y subir al medio a Manzanara (donde mejoró muchísimo su rendimiento), y se volvía a nivelar el encuentro, cesando el dominio andaluz y entrando en un tramo sin ocasiones, más allá de un tiro de falta de Ivi, que dio paso a cinco minutos en los que se pasó del infierno al cielo.

Tras varias ocasiones, un error de Ríos y Manzanara suponía el empate del Almería al filo del descanso Porque primero tuvo una ocasión clamorosa el Almería, que en un contraataque se plantaba con un dos para uno que finalizaban con Lazo absolutamente solo y centrado ante Manu García, que le ganaba la partida en el mano a mano con una parada de fútbol sala.

Y apenas cinco minutos después, una genialidad de Yuri colocaba el 2-1. De un saque de banda nacía una maniobra mágica del delantero, que recibía entre dos defensas, les hacía un sombrero con el que se iba a de ambos, y voleaba de primeras para fusilar a Sivera y devolver la delantera a un conjunto berciano que estaba ya en esos momentos matemáticamente salvados.

El Almería tuvo un mano a mano, que sacó Manu, cinco minutos antes de que Yuri se inventara un golazo Con un Almería grogui llegaron entonces los mejores minutos bercianos, en los que sólo faltó puntería para haber sentenciado. Y es que tuvo el tercero Yuri, que en una contra ponía la moto y se iba por velocidad por la banda de su par, pisando área y buscando un primer palo en el que le aguantaba el portero; y también Nacho Gil, en un tiro en buena posición que tras dar en un defensa el meta conseguía enviar a córner.

Quedaba aguantar el tramo final que tantos disgustos le ha dado este año, pero esta vez la Deportiva sacó matrícula de honor en ese otro fútbol. Ni una ocasión creó el Almería y, entre pérdidas de tiempo locales, el partido llegó a su final desatando la euforia berciana.
Volver arriba
Newsletter