Deportiva 0 - Leganés 3: 'Y colorín, colorado...'

Deportiva 0 - Leganés 3: 'Y colorín, colorado...'

DEPORTES IR

Enrich y Yuri intentan rematar una de las múltiples ocasiones de la Deportiva. | LALIGA Ampliar imagen Enrich y Yuri intentan rematar una de las múltiples ocasiones de la Deportiva. | LALIGA
J.C. | 22/05/2022 A A
Imprimir
Deportiva 0 - Leganés 3: 'Y colorín, colorado...'
Fútbol / Segunda División El ‘cuento de hadas’ de la Deportiva acaba sin final feliz al decir adiós al ‘playoff’ tras pagar con una goleada los errores de los centrales y su mala puntería en las múltiples ocasiones creadas
Soñó la Deportiva hasta el penúltimo día con la Primera División. Vivió en una temporada especial como la de su centenario un ‘cuento de hadas’, en el que se vio durante casi toda la liga en zona de ‘playoff’, peleando de tú a tú contra presupuestos muy superiores, haciendo creer a toda una comarca que el milagro era posible.

Sin embargo, la bonita historia será recordada, pero no tendrá un final feliz. El ‘colorín, colorado, este cuento se ha acabado’ se aplicó al partido de este sábado en El Toralín, donde la Deportiva pagó los errores de sus centrales y su mala puntería en las múltiples ocasiones creadas con una goleada (0-3) frente a un Leganés que no se jugaba nada, lo que unido a los triunfos de Girona y Las Palmas le dejaba matemáticamente sin opciones de optar al ascenso.

Había sido ya el inicio de la Ponferradina como una de esas horribles pesadillas de las que sólo quieres despertarte. Pero en su caso era real. Porque al cuarto de hora, el conjunto berciano ya se había visto obligado a firmar una remontada de esas épicas para seguir en la pelea por el ‘playoff’, porque el Leganés mandaba 0-2 en el marcador.

En 15 minutos Garcés había hecho 2 goles al aprovechar dos indecisiones de Copete y Pascanu y resolver ante Amir Otra vez los errores defensivos, esos que llevan siendo una constante en los últimos meses, incluso en la racha de victorias gracias al extraordinario rendimiento defensivo, volvieron a aparecer en los bercianos.

Esta vez fueron de los dos centrales, Copete y Pascanu, que erraron y estuvieron indecisos y erráticos en los tantos, ambos con la firma de Garcés, que se plantaba en dos ocasiones ante Amir, superándole con una buena resolución en la primera y regateándole para marcar a puerta vacía en la segunda.

En un visto y no visto, dos goles por debajo. Pero ni El Toralín dejó de creer, animando y llevando en volandas a su equipo sin ningún reproche; ni la Ponferradina pareció venirse abajo anímicamente, sino que empujó con fútbol y fe, aunque con el paso de los minutos en ocasiones también con una excesiva preocupación.

Un enorme Riesgo, que se fue en camilla, se hinchó a ‘paradones’ ante la multitud de llegadas de la Deportiva Y ocasiones, como en la derrota de Valladolid, creó en gran número la escuadra berciana, pero le faltó puntería e incluso un poco de fortuna, puesto que el árbitro llegó a señalar un penalti por mano de Shibasaki que el VAR corrigió puesto que el balón le había dado en el hombro.

Pero hubo también un tiro en posición clara de Paris que resolvía mal. Un remate en boca de gol y a centro de Ojeda de Enrich que no encontraba portería. Un intento de gol olímpico de Ríos Reina que sacaba un gran Riesgo. Y otra asistencia de Ojeda, esta para Naranjo, cuyo cabezazo picado se iba arriba.

El acoso berciano, con llegadas y hasta ocho córners en la primera parte, no daba sus frutos y se iba 0-2 al descanso, pero con el mismo panorama y un Leganés cada vez más metido en su área empezaba la segunda.

El balón le duraba cada vez menos al equipo visitante y la Deportiva juntaba más hombres en zona de ataque al sacar a Yuri por Paris, pero el esférico seguía sin entrar, teniendo dos ocasiones en el primer cuarto de hora con un tiro con efecto de Naranjo que buscaba la escuadra yéndose fuera y otro de Agus Medina con poco ángulo ante Riesgo saldándose con el meta victorioso.

El VAR anuló un penalti para la Deportiva ya señalado. Con los bercianos volcados, Naim sentenció a la contra De hecho por momentos llegaba a antojarse cuestión de mal de ojo que la Ponferradina no marcara, como cuando en el minuto 65 Naranjo soltaba tras un barullo un ‘zambombazo’ en el área pequeña que paraba con la cara un Riesgo que quedaba KO, teniendo que ser puesto en posición de seguridad al quedar grogui y siendo retirado del campo en camilla y siendo sustituido.

Parecía imposible que no hubiese más goles. Pero más aún que el que cayera fuera el tercero del Leganés. Pero después de otro remate en área pequeña de Yuri, que con todo a favor en boca de gol conectaba mal y no aprovechaba el regalo de Ríos, y de una buena intervención de Dani a tiro del lateral, en el minuto 82 llegaba la sentencia madrileña.

Acababa de entrar al césped el joven Naim y, en el primer balón que tocaba, tras ganarle la partida a un Copete otra vez desafortunado para plantarse ante Amir, resolvía y ponía un 0-3 que absolutamente nadie se hubiese imaginado.
Volver arriba
Newsletter