Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Denuncian carreras de coches y motos en La Rosaleda

EL BIERZOIR

El barrio de La Rosaleda crece y los vecinos critican el olvido ante ello. | M.I. Ampliar imagen El barrio de La Rosaleda crece y los vecinos critican el olvido ante ello. | M.I.
Mar Iglesias | 19/06/2017 A A
Imprimir
Denuncian carreras de coches y motos en La Rosaleda
Sociedad Piden que se eleven y pinten los pasos de cebra para evitar "accidentes innecesarios", advierten
Los vecinos de La Rosaleda urgen al Consistorio a tomar medidas frente a los conductores de coches y motos que usan el barrio «como circuito» y entran en sus rotondas a altas velocidades, pudiendo desencadenar, advierten, algún accidente trágico si no se inicia un control de estas actividades, cada vez más notables en un barrio populoso y con intenso tráfico hacia el centro comercial El Rosal que contiene.

Los vecinos consideran que eso no se tiene en cuenta a la hora de acometer los pertinentes pintados y señalizaciones de los pasos de cebra «que están en un estado lamentable que puede dar paso a accidentes innecesarios». Por eso piden con urgencia al Consistorio que tome medidas también en este punto y renueve la pintura de los pasos como ha hecho en otros barrios «en todos hemos visto pasos elevados menos en el nuestro, un punto donde más se necesita», explica el presidente de la agrupación, Pedro José Villanueva.

Las carreras se producen a todas horas y no llega con la presencia policial que sí aseguran que está «pero les da igual, en cuanto se dan la vuelta vuelven las carreras, el peligro y el ruido», denuncian.
La Asociación de vecinos de la Rosaleda, que se echó a andar hace unos meses, ha celebrado su primera asamblea en la parroquia del barrio puesto que, ya en su primer punto, los vecinos quisieron destacar que adolecen de un centro para mantener este tipo de reuniones. Más grave, dicen, es no contar con un colegio, pese a reunir en el barrio a unos 3.000 habitantes y ser ese uno de los compromisos que se trasladó cuando se inició la construcción del barrio, en el que se encajaban infraestructuras que no se han construido en ningún caso. Por eso los vecinos que forman parte de esta agrupación, ya más de 250, han decidido trasladar al Ayuntamiento su malestar por la «dejadez y olvido», dicen, al que consideran que se está manteniendo el barrio, pese a ser uno de los más grandes de la ciudad «y es el único que no dispone de esas infraestructuras», como el colegio, relatan, ni ninguna que tenga que ver con prestar servicios al barrio. Una dejadez que aseguran que se deja notar, sobre todo, en las zonas verdes que, puntualizan que son los propios vecinos los que se encargan, de manera personal, de sus cuidados, como sucede con la zona de rosales de la avenida Juan Carlos I «donde los vecinos se encargan de realizar la poda, ante la pasibilidad manifiesta del Ayuntamiento de Ponferrada». No es la única zona con problemas.


Advertencia, peligro de incendio

Los vecinos alertan que sigue sin procederse a desbroces regulados de las parcelas de propiedad pública, algo que advierten que puede tener consecuencias nefastas como la posibilidad de que se pueda producir algún fuego durante el verano.
Por eso una de sus prioridades será instar al Consistorio a que proceda a acometer esos desbroces de manera inmediata para evitar posible problemas, sobre todo, de cara a estos meses de calor, que ya han comenzado.
También solicitan que se adecenten las zonas infantiles «se reparen y se amplíen», dicen, puesto que aseguran que son «insuficientes» para los vecinos del barrios y no están en condiciones adecuadas.

«Buenas palabras no bastan»

Los vecinos han manifestado su hartazgo por el olvido hacia un barrio nuevo y joven que los distintos equipos de gobierno que, desde su construcción hace casi dos décadas, no han sabido mimar «pese a la importancia del barrio», apuntan. Ahora quieren acabar con ese tiempo de silencio para advertir a los gobernantes que «no bastarán las buenas palabras e intenciones» de cara a las próximas elecciones «que ya están cerca», dicen. Ahora esperan que el Ayuntamiento les invite a una reunión para pulir esas necesidades y permitirles un local para continuar trabajando.
También tratarán de unirse a otras agrupaciones vecinales con los mismos problemas para mantener solicitudes comunes.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle