Publicidad
Del suelo ‘pa’ bajo

Del suelo ‘pa’ bajo

OPINIóN IR

26/10/2020 A A
Imprimir
Del suelo ‘pa’ bajo
Viejos sabios, honrados, irrompibles, como las muñecas de trapo que caen, y las pisamos; las tiramos en cualquier parte. Pero, no importa: ¡Del suelo ‘pa’ bajo no pasan! Como los discursos de los políticos, que caen una y otra vez y rebotan contra las baldosas de la indiferencia. Pero del suelo ‘pa’ bajo no pasan. Dice Paco de Lucía que él era de izquierdas hasta que ganó los dos primeros millones. Y el que obedecía en la trama esa de Bárcenas, declara: «Mi error fue ser leal a los miserables». A otros les pasa lo que a Caetano Veloso, que asegura: «Ahora, de mayor, me siento a la izquierda de mí mismo».

Porque en estos tiempos de pandemia y «gobernanza», lo que prevalece es «lo moderno» que suele confundirse con lo joven. Cada vez más joven. Los méritos no importan nada. Los «influencer» adolescentes son los que se llevan el gato al agua. Los nuevos triunfadores, en el deporte, en el cine, en todo, suelen ser pre adolescentes incluso. Niños grandes. Los mayores somos reliquias, exvotos, trastes. En la gran película de Clint Easword ‘El sargento de hierro’ el jefe del destacamento de marines se queja de que el mando le envía un suboficial a punto de retirarse, aunque este llegue cargado de medallas conseguidas en los muchos campos de batalla: «Les pido que me envíen un ‘marine’ y el mando me envía una reliquia».

Los pocos sabios honrados que van quedando ya casi no hablan; apenas musitan unos consejos precarios. Rebotan en el olvido, y callan. Rebotan una y otra vez contra la desesperanza. Y, aunque cargados de razones, de sapiencia, y de medallas, carecen de los estímulos necesarios para presentarse a unas elecciones si para ello han de hacerlo vociferando barbaridades y prometiendo el oro y el moro a una multitud que solo valora las apariencias y no exige una preparación adecuada al correspondiente cargo que opta a desempeñar el concursante. Los méritos se callan. «Sobrevivimos gracias a nuestros engaños» como dice el Williams Stoner de John Williams.

Pero el viejo continúa siendo aquel «autor natural» al que se refiere López de Ubeda en el introito a ‘La pícara Justina’ cuando dice: «El Autor Natural, que de la nieve helada y despegadiza saca lana cálida y continuada, y de la niebla húmeda saca ceniza seca, y del duro y desabrido cristal saca menudos y blandos bocados de pan suave». Los ancianos, si todavía cuerdos, y como bien dice el citado autor de la Pícara Justina: «No se añusgan de que los llamen viejos». Saben bien que de la muerte ‘pa’ bajo no pasan.
Volver arriba
Newsletter