Publicidad
Dejarse la vida a lomos de una moto

Dejarse la vida a lomos de una moto

ACTUALIDAD IR

Accidente de tráfico entre una moto y un turismo en la avenida de Asturias de Ponferrada en una imagen de archivo. | CÉSAR SÁNCHEZ (ICAL) Ampliar imagen Accidente de tráfico entre una moto y un turismo en la avenida de Asturias de Ponferrada en una imagen de archivo. | CÉSAR SÁNCHEZ (ICAL)
Alfonso Martínez | 14/09/2019 A A
Imprimir
Dejarse la vida a lomos de una moto
Tráfico Cinco de las once víctimas mortales de las carreteras leonesas este año eran motoristas
Los motoristas son, junto con los ciclistas y los peatones, uno de los grupos más vulnerables a la hora de salir a la carretera. Aunque las motos suponen importantes ventajas (acortan los tiempos de desplazamiento entre un 50 y un 70%, contribuyen a reducir los atascos, suponen un menor coste de mantenimiento y ahorran emisiones a la atmósfera en comparación con los coches), tienen la inseguridad como uno de sus grandes inconvenientes.

Los expertos consideran que el riesgo que tiene un motorista de morir en la carretera es 17 veces superior al conductor de un turismo. Sólo en el último mes y medio se han registrado en la provincia de León cuatro accidentes mortales en los que han perdido la vida otros tantos motoristas. A ellos habría que sumar el fallecimiento registrado del conductor de otra moto el pasado 22 de febrero horas después de haber sufrido un accidente al colisionar con un turismo en la localidad de Berlanga del Bierzo. Es por ello que los datos facilitados a este periódico por la Subdelegación del Gobierno en León reflejan en lo que va de año un total de cinco víctimas mortales que viajaban en moto.

Al suceso de Berlanga del Bierzo habría que sumar los tres registrados en la montaña oriental –Boca de Huérgano (4 de agosto), Riaño (24 de agosto) y Maraña (8 de septiembre)– y el acontecido en la localidad berciana de Villamartín de la Abadía (11 de septiembre).

La estadística contrasta con los tres motoristas fallecidos en las carreteras de la provincia durante el mismo periodo del pasado ejercicio. Se observa por lo tanto un incremento de la mortalidad a pesar del descenso del número total de accidentes con motos implicadas.

Concretamente, en lo que va de año se han contabilizado 74 siniestros, nueve menos que a estas alturas de 2018. A ello hay que añadir también un menor número de heridos graves como consecuencia de accidentes sufridos por motoristas (13 del ejercicio en curso frente a los 15 de 2018). Finalmente, la estadística gubernamental refleja 58 heridos leves, uno más que el año pasado.

De estos datos se deduce que casi la mitad del total de víctimas mortales de las carreteras leonesas (once en lo que va de año) iban a lomos de una moto. Midas, la cadena especialista en el mantenimiento integral del automóvil y la motocicleta, en colaboración con la Dirección General de Tráfico y la Fundación Pons, ha elaborado una Guía de Seguridad Vial de los Motoristas.

Además de las características que deben tener el casco y de la ropa, este documento aporta diferentes técnicas de conducción segura. En cuanto a la visión, se recomienda mirar a lo lejos e incrementar la distancia cuanto más elevada sea la velocidad. También es importante mirar hacia los lados y observar los espejos cada cierto tiempo aunque no se vaya a hacer ninguna maniobra, además de tener en cuenta los ángulos muertos, tanto los propios como los de los vehículos cercanos con el fin de no invadirlos.

En cuanto a las técnicas de anticipación, la guía recomienda prever los movimientos de los demás usuarios de la vía para adelantarse a las situaciones imprevistas y disponer de espacio suficiente para evitar riesgos. "Tras un balón puede correr un niño o las puertas de un coche parado pueden abrirse", detalla el documento. Del mismo modo, también es importante que el motorista se haga ver para que los demás puedan anticiparse a él.

Además, en cuanto a la gestión del espacio, se recomienda mantener la distancia de seguridad que permita evitar cualquier colisión tanto por la parte trasera y delantera como por los laterales en caso de un frenazo brusco o un movimiento inesperado. Finalmente, la guía destaca que las marcas de pintura, las tapas de alcantarilla y los baches son otras de las "trampas" que padecen los motoristas.
Volver arriba
Newsletter