Publicidad
De vuelta al barro con la ilusión cambiándose por la obligación

De vuelta al barro con la ilusión cambiándose por la obligación

DEPORTES IR

Imagen de la última visita de la Cultural a Luanco, en 2014 y con un césped también muy embarrado. | EL COMERCIO Ampliar imagen Imagen de la última visita de la Cultural a Luanco, en 2014 y con un césped también muy embarrado. | EL COMERCIO
Jesús Coca Aguilera | 08/01/2021 A A
Imprimir
De vuelta al barro con la ilusión cambiándose por la obligación
Fútbol / Segunda División B La Cultural busca el triunfo (17:00 horas) ante el colista Marino sin Diarrá, que estará un mes de baja, y con un once renovado para no notar el desgaste de la Copa
De la ilusión sin ninguna presión por dar la campanada en la Copa, donde la Cultural brilló y sólo en la prórroga se le escapó vivo un Primera como el Granada, a la vuelta al barro con la obligación de cerrar la primera vuelta con un triunfo en el campo del colista.

Toca cambiar el chip en la escuadra leonesa, que una vez puesto punto y final a su participación copera debe centrarse en una liga a la que, dado el especial formato de este año, le restan únicamente 10 jornadas en las que los de Idiakez deberán buscar un hueco entre los tres primeros, de los cuales les separa ahora mismo a un punto, o como tragedia pero menor, acabar entre los seis primeros, ya que ahora mismo aventajan en sólo dos al sexto.

Con la baja ya sabida de Mario, las dudas sobre el estado físico de Galas y la ausencia obligada por su lesión muscular de Diarrá, que estará un mes de baja e impedirá el cambio en portería que pide a gritos el rendimiento de Zubiaurre, buscarán los leoneses el triunfo en un encuentro que comenzará este sábado a partir de las 17:00 horas en el estadio de Miramar.

Sólo el líder, el Valladolid B, ganó en Luanco y fue por la mínima. En Miramar cayó el langreo y empató el Lealtad Lo harán pendientes del terreno de juego, donde la vuelta al barro fue literal en su última visita, pues hace ya más de seis años, en noviembre de 2014, disputó allí uno de sus partidos de la última década con el césped en peor estado, cayendo además 3-0.

Pendientes de lo que la climatología provoque este sábado, teóricamente en esta ocasión estará bien pues lo han protegido, entrenando para intentar conservarlo tras el regreso después del parón en otros escenarios o en un lateral de Miramar, lo que ha provocado duras críticas de su entrenador, Oli Sánchez, que en ‘La Nueva España’ aseguraba que es una situación «lamentable e impropia de un club de Segunda División B. Me levanto por la mañana y no sé dónde voy a poder entrenar».


El apartado físico será por tanto fundamental y al menos la Cultural, pese a haber jugado 72 horas antes frente al Granada, tendrá piernas frescas puesto que el once será prácticamente al completo distinto, apuntando a repetir en él únicamente dos jugadores: Castañeda seguro y un hombre de ataque que podría ser Héctor.

Zubiaurre, Abad, Rodas, Araújo, Montes, Sergio Marcos, Kawaya, Pipo y Dioni, que salieron en la segunda mitad o no llegaron a aparecer en Copa, saldrían de inicio en Miramar, donde la Cultural buscará su segundo triunfo a domicilio tras el logrado en el estreno liguero ante el Sporting B.

Enfrente estará un Marino que cierra la clasificación con cinco puntos de 24 posibles, pero que en su feudo sólo ha perdido un partido, por la mínima (0-1) frente al actual líder Valladolid B, y ya fue capaz de darle un disgusto a dos equipos situados en la zona alta como el Langreo, que perdió 1-0, y el Lealtad, que igualó 2-2.

Lora, Míchel y Morán, tres ‘clásicos’ de Primera en un Marino con el exculturalista Nacho Matador en sus filas Los asturianos, que mantienen el bloque del año pasado, con el cual estaban en descenso en el momento de suspenderse la competición por la pandemia, tienen como caras conocidas a tres veteranos con gran experiencia en Primera División: el lateral Lora, que fue pieza importante durante más de una década en el Sporting; el mediocentro Míchel Madera, con más de un centenar de partidos en la máxima categoría entre Sporting y Getafe y que llegó este año tras cinco temporadas en el Qarabag de Azerbayán, con el que jugó siempre Champions o Europa League; y el también centrocampista Luis Morán, que también en el Sporting disputó 71 encuentros en Primera.

Eso sí, a los leoneses quien más les sonará será Nacho Matador, mediocentro que disputó con la Cultural la temporada 2015/16, la previa al ascenso, en la que fue un fijo para Juan Ferrando y que tras salir de León y hasta esta campaña estaba en el Arenas de Getxo.

Volver arriba
Newsletter