Publicidad
De vuelta a una de las capitales del balonmano

De vuelta a una de las capitales del balonmano

DEPORTES IR

El Ademar recibe la medalla de subcampeón en la última edición de la Copa. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen El Ademar recibe la medalla de subcampeón en la última edición de la Copa. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 18/11/2021 A A
Imprimir
De vuelta a una de las capitales del balonmano
Balonmano / Copa del Rey El Ademar abrirá la Copa del Rey jugando a partido único el 15 de diciembre en la pista del BM Alarcos, equipo de Plata que intenta devolver a Ciudad Real a la élite
Miles de batallas en la élite del balonmano español vivió el Abanca Ademar con el Ciudad Real durante la época dorada del conjunto ademarista. En esos años en los que los leoneses peleaban por todos los títulos, uno de esos clubes que tenían como rivales directos, que reunía a algunos de los mejores jugadores del mundo y estaba siempre en lucha directa con la escuadra ademarista era el manchego.

Sin embargo esas deudas que pusieron contra las cuerdas a tantos y tantos equipos acabaron con ellos. Si el Ademar consiguió escapar de una situación límite, pasando por el concurso de acreedores pero manteniéndose siempre en la zona alta de la Asobal, el Ciudad Real acabó desapareciendo en 2011, aunque oficialmente fue en 2013 puesto que durante dos años ese mismo equipo existía pero trasladándose de ciudad a Madrid y denominándose Atlético.

Dejó huérfano su adiós a una ciudad que amaba y vivía como pocas el balonmano, de esas cuya afición llenaba el Quijote Arena y se desplazaba a otras ciudades, de esas en las que la repercusión del balonmano era muy superior al del 99% de las localidades españoles. Sin embargo desde abajo del todo nació en 2013 un proyecto con la meta de devolver a Ciudad Real a la élite del balonmano, el de un BM Alarcos que está ya en División de Plata y en los puestos de arriba peleando por el ascenso a Asobal.

El Alarcos, que nació al desaparecer el Ciudad Real, va cuarto a sólo dos puntos del líder en el Grupo B de la División de Plata Ese precisamente será el rival contra el que el Abanca Ademar abrirá fuego en la presente edición de la Copa del Rey, la cual cambia este año su formato haciendo que todos los equipos de Asobal salvo el campeón (Barcelona) y el organizador de la 'final a ocho' (Antequera) tengan que superar dos rondas para plantarse en esa fase final.

De vuelta a una de las capitales del balonmano irá el conjunto ademarista en la primera de ellas, pues visitará el miércoles 15 de diciembre, en una eliminatoria a partido único, la pista del BM Alarcos que ocupa actualmente la cuarta plaza en el Grupo B de la segunda categoría del balonmano español, aunque a sólo dos puntos del líder, que es un Barcelona B que además como filial no puede subir.

Evita así el Ademar a Cangas y Torrelavega, los dos equipos de Asobal que podían tocarle, pero inicia ante uno de los 'cocos' de Plata su camino en una competición que el año pasado le permitió clasificarse para Europa pese a su mala competición liguera, y que de nuevo dado el mal arranque de los de Cadenas se presenta como una oportunidad abierta e inmejorable para salvar la temporada si no se remonta el vuelo.

Sólo un jugador pasa de los 26 años en un equipo manchego que está invicto en casa, donde ya ganó al líder Barça B y al recién descendido SaguntoEl Alarcos, que el año pasado ya se metió en la fase por el ascenso pero estuvo lejos de Torrelavega y Antequera en ella, tiene como los leoneses un equipo muy joven, con sólo un jugador superando los 26 años y la mayoría sin experiencia en categoría superior, pero juega a un ritmo alto y se hace fuerte en su feudo, donde está invicto y ya ha ganado al Barcelona B que lidera el grupo (36-31) y al recién descendido de Asobal Sagunto (27-22), empatando eso sí con un rival teóricamente inferior como el Sant Quirze (25-25). 

Su hándicap, que no tendrá influencia en la eliminatoria al decidirse el choque en 60 minutos en Ciudad Real, está a domicilio, donde únicamente han ganado al Alicante (28-33), perdiendo en Málaga (31-28) y empatando con el Cajasur (26-26). 

Pondrá a prueba el equipo que dirige Jesús Herrero la fragilidad defensiva del Ademar, puesto que promedia casi 30 tantos por encuentro siendo el segundo con mejor media de su Grupo de Plata. ¿Sus armas más destacadas? Son el joven primera línea Alejandro Plaza, que es su máximo goleador; el central Álvaro Torres, que llegó a jugar en Asobal con el Villa de Aranda; el extremo Manu Díaz que jugó Europa con el Cuenca y estaba el año pasado en Puente Genil; el pivote de 120 kilos Samu Gómez, otro con experiencia en la máxima categoría con el Teucro; y el lateral cubano Frank Cordiés.

Si el Ademar consigue clasificarse, la siguiente eliminatoria sería ya a doble partido y se disputaría en dos miércoles seguidos el 2 y el 9 de febrero, dando acceso ya a la 'final a ocho'.
Volver arriba
Newsletter