Publicidad
"De niño hacía procesiones con los muñecos de Jamobil"

"De niño hacía procesiones con los muñecos de Jamobil"

SEMANA SANTA IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 18/04/2022 A A
Imprimir
"De niño hacía procesiones con los muñecos de Jamobil"
Cristos para una cruz Pedro, pasión por la Pasión
No es nada fácil "cuadrar agendas" con Pedro Jesús Mora en estas fechas de Semana Santa. Llega cansado de las procesiones y otros actos de la mañana, descansa un corto periodo y a la vorágine de la tarde. No le resulta fácil acudir a todos los compromisos, se mueve entre los actos de su Mansilla natal y otros en León, donde también se ha incorporado con fuerza y, entre otras coas, es integrante de la Banda de Cornetas y Tambores de la R.A. de la Soledad.

- ¿Encuentras tiempo?
- Cuando una cosa te gusta sacas tiempo de donde sea. Y yo lo saco.
- Una cosa te gusta, dices...
- Reconozco que algo más, siento pasión por la Semana Santa.

Aunque parece que no es lo único, aunque sí especial. A Pedro Jesús Mora Barrientos, Pedrito para sus paisanos de Mansilla, le encanta participar en todo tipo de actos históricos, en las recreaciones medievales, historias teatralizadas, todo... "pero la Semana Santa es especial; mi Semana Santa de Mansilla, más ancestral y recogida, o la de León".

Y hay un detalle que explica bien lo que para Pedro es y significa la Semana Santa. El año pasado, como es bien sabido, se suspendieron los actos de estas fechas por la pandemia, pero Pedro se las ingenió para ‘construir’ su propia Semana Santa, a base de dioramas, esas escenas a escala que él construyó en ‘corchopán’ con enorme fidelidad al original. "Yo las iba montando en casa, tenía que pedir piezas a especialistas pero finalmente logré tener las catorce escenas de la pasión".

- Dicen las malas lenguas que te gastaste una pasta, tanto que casi te acaban echando de casa.
- Realmente no son malas lenguas, son gentes que conocen mi realidad; pero me ilusioné con el proyecto y ya no lo podía dejar.

El resultado final fue que Pedro Jesús se hizo con las catorce escenas, hizo sus carteles y pudo "sacar a la calle" lo que llamó ‘La Pasión según Pedro Jesús Mora Barrientos’, en la que dejó cada una de estas escenas en un escaparate diferente y se podía ir haciendo el Vía Crucis completo. "La Borriquilla estaba en Túnicas y Capillos en la Calle Villa Benavente; la Casa de Betania en la Zapatería Tengo 2 en Lope de Vega y así sucesivamente hasta las últimas, que eran el Descendimiento, en El Escribano, y la final: Sepulcro-Soledad y Resurreción, en AV Publicidad, en la calle Batalla de Clavijo". Una forma de conservar Pedro su pasión por la Pasión y también de ofrecer a los leoneses la posibilidad de hacer este mismo recorrido que el mansillés nos proponía a través de los dioramas en escaparates.

- ¿Desde cuándo esta pasión por la Semana Santa?
- De muy lejos, te diría que de niño. Te contaré un recuerdo que lo deja muy claro. Tenía una enfermedad que me obligó a pasar varias Semanas Santa en el hospital pero, igual que el año pasado con la pandemia, me las ingenié para disfrutar estas fechas y montaba procesiones con los muñecos de Jamobil que me regalaban para que estuviera entretenido. Las sujetaba unas a otras e iban haciendo los pasos.
- La verdad es que casi parece un poco ‘prematuro’.
- La verdad es que yo soy una especie de curina frustrado, me ilusionaba ser cura pero por mis circunstancias personales no era posible; tal vez por ello ahora me vuelco en estas cosas de la Iglesia. Y disfruto.

Ahora Pedro sigue reivindicando el valor de muchos de los ritos de Pasión de su pueblo, Mansilla de las Mulas. "Algunos son muy ancestrales, de gran religiosidad y recogimiento. A mi me gusta, por ejemplo, la oración nocturna del Jueves Santo, el rito del fuego y el agua de la noche del sábado... en fin, muchas cosas".

Pasión por la Pasión en Pedro.
Volver arriba
Newsletter