Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
De misión tecnológica en India

De misión tecnológica en India

ACTUALIDAD IR

Jorge Vega (Enosán), Carlos Barreiro (Inbiotec) y José María Langarón (Bioinicia). | ICAL Ampliar imagen Jorge Vega (Enosán), Carlos Barreiro (Inbiotec) y José María Langarón (Bioinicia). | ICAL
V. Silván (Ical) | 13/02/2016 A A
Imprimir
De misión tecnológica en India
Tecnología Los investigadores bercianos, Jorge Vega, Carlos Barreiro y José María Langarón, forman parte de la delegación española que ha participado en dos importantes ferias biotecnológicas en el país asiático de la mano del CDTI
Son bercianos y representantes de empresas punteras en el sector biotecnológico, que esta semana han participado en dos importantes ferias en la India -BioAsia 2016 y Bangalore India Bio 2016- en 'misión tecnológica' de la mano del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y la Embajada española en el país asiático. Son Jorge Vega de Laboratorios Enosán, Carlos Barreiro de Inbiotec y José María Langarón de Bioinicia, tres investigadores que encabezan tres de las doce empresas biotécnológicas que han formado parte de la delegación española.

La participación en estas ferias es una de las actividades organizadas para este año por la Fundación Consejo España India, que desde hace años fomenta las relaciones entre las sociedades civiles de ambos países como cooperación económica, comercial y empresarial, así como con otros fines culturales, científicos, educativos y de protección del medio ambiente. Según explica el director de I+D de Laboratorios Enosán y enólogo de la bodega Puerta del Viento Wines, el cacabelense Jorge Vega, estos congresos están orientados al campo de la biomedicina, teniendo en cuenta el importante peso de India en el sector farmacéutico.

BioAsia se celebró en la ciudad de Hyderabad con la participación de más de 50 países, entre ellos España, y más de 800 empresas, preocupados por la creciente presión para reducir los costes sanitarios a nivel mundial y donde el talento científico y tecnológico es una “herramienta clave”. De forma paralela, se desarrollaba el India Bio, en Bangalore, que se presenta como “el mayor espectáculo de biotecnología” de la India. “Esas dos ciudades tiene un sector farmacéutico muy fuerte”, destaca Vega.

Pero “la sorpresa de la misión tecnológica ha sido encontrarse que tres investigadores bercianos representaban a tres empresas o centros tecnológicos en sectores punteros de la ciencia española, dentro de una delegación compuesta por doce entidades”, destaca el responsable del Área de Procesos Industriales del Instituto de Biotecnología de León (Inbiotec), Carlos Barreiro, que es de Ponferrada. En su opinión, “denota el nivel científico existente en el Bierzo y, por extensión en la provincia de León”, y debe alertar a las administraciones e instituciones de la falta de centros de investigación en la comarca, ya que se han visto obligados a desarrollar sus actividades fuera.

Y es que Jorge Vega está en Zaragoza, al frente de unos laboratorios que desarrollan nanopartículas de aplicación en productos para la industria alimentaría, veterinaria y medicina humana, mientras que Carlos Barreiro es el que está “más cerca”, trabajando en el Inbiotec de León. Por su parte, el también ponferradino José María Langarón desarrolla su actividad en Valencia como un auténtico “investigador-emprendedor”, compaginando la dirección del grupo de Nuevos Materiales y Nanotecnología del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA) del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con la creación de empresas de base tecnológica, como son Nanobiomatters y Bioinicia.

La internacionalización


Para los tres investigadores bercianos la internacionalización de la investigación es fundamental dentro de un sector en constante evolución como la Biotecnología y, por ello, valoran positivamente su participación en estas dos ferias, donde han podido presentar los proyectos que están llevando a cabo en sus empresas a través diversas actividades de 'partnering' (asociación) para la captación de socios y proyectos en Asia. “Me ha permitido presentar los avances obtenidos por Inbiotec, junto con Gadea Biopharma (AMRI), en la producción de compuestos esteroideos dentro del proyecto Europeo MySterI, participando en una ponencia sobre Biología Sintética junto a investigadores americanos e hindúes”, resalta Barreiro.

En su opinión, buscar oportunidades de negocio fuera de España es esencial en los actuales tiempos de escasez de recursos para la I+D+i, que contrasta con el interés existente en India por desarrollar la biotecnología. “El uso de probióticos, la utilización de plantas mejoradas genéticamente, la búsqueda de nuevos antibióticos o la producción de anticuerpos monoclonales son capitales en el establecimiento de empresas en la India”, enumera el investigador berciano, que apostilla que el país asiático está realizando una gran esfuerzo para facilitar que se asienten las empresas extranjeras, mejorar las comunicaciones y captar personal altamente cualificado para atraer conocimiento.

Entre el caos y el 'Genome Valley'


La India es un país de contrastes y eso también ha marcado la experiencia de los tres bercianos en la misión España-India 2016, desde el caos del centro una ciudad de ocho millones de habitantes como Hyderabad al orden “cuadriculado” de Bangalore, levantada sobre una antigua base militar británica, o la grandiosidad del 'Genome Valley' (Valle del Genoma) como un importante cluster biotecnológico que se extiende sobre 600 kilómetros cuadrados.

“Es como un 'Silicon Valley' indio y orientado hacia la medicina y la biotecnología, dan muchas facilidades para que se instalen las industrias farmacéuticas”, destaca Jorge Vega, para quien lo mejor de este viaje ha sido “el gran trabajo realizado y el apoyo prestado por los miembros de la Embajada española en la India en Nueva Delhi y los miembros del CDTI”. Pero más allá de lo profesional, el contacto con la cultura india también ha sido muy enriquecedora, “con gente muy hospitalaria y siempre dispuesta a ayudarnos y a interesarse por nuestro trabajo”.

Así, ciudades como Hyderabad no están pensadas para tener prisa y ni para aventurarse a cruzar una calle invadida de coches, motos y bicicletas sin orden aparente. “Decidimos aprovechar un día libre para visitar un templo, tardamos hora y media en recorrer doce kilómetros”, cuenta Vega, que también muestra su sorpresa cuando recuerda la anécdota cuando su taxi se quedó parado en medio de la calle. “Llegó un policía y otro hombre, con nosotros dentro, levantaron el coche y sacaron de debajo un gran morrillo de piedra. ¿Qué hace eso en medio de la calle?”, bromea el investigador, que si ve puntos en común entre los indios y los bercianos porque “estamos todo el día hablando de comida, nos encanta comer”.
Volver arriba
Newsletter