Publicidad
De León al Caribe

De León al Caribe

OPINIóN IR

11/04/2021 A A
Imprimir
De León al Caribe
Aguas cristalinas, verdes palmeras y fina y blanca arena. Si el paraíso existe, debe ser similar a todos esos paisajes que se observan en los países caribeños. El pasado jueves varios helicópteros sobrevolaron uno de esos maravillosos parajes y cerca de tres millones de espectadores lo observábamos con asombro. Era el inicio de Supervivientes, uno de los realities estrella de este país, aunque su origen sea estadounidense. En uno de esos llamativos helicópteros que cruzaban los aires alrededor de Cayo Paloma, denominado por el programa ‘La isla del pirata Morgan’, se encontraba una leonesa: Lola. La joven, famosa por su participación en La isla de las tentaciones, volvió a rendir homenaje a su tierra de una particular manera.

Si en el programa presentado por Sandra Barneda se hizo viral que, tras besarse con un tentador, le recalcara su «esencia leonesa», en el de Lara Álvarez no podía ser menos. Lola, alegando que las alturas le daban vértigo, comenzó a llorar antes de saltar del helicóptero y convertirse en una concursante de pleno derecho en el programa. Al igual que el resto de sus compañeros, también quiso dedicar su rito inaugural a sus seres más queridos: sus padres, su hermana, su novio, su perro y… ¡la cecina de León! Atónito como el resto de espectadores, Jorge Javier Vázquez le preguntó por el alimento y sí, había escuchado bien, Lola había dedicado su salto a la cecina. Si la dejan seguir hablando, yo creo que también habría mencionado el cocido maragato, las mantecadas de Astorga y el botillo berciano. Y motivos no le faltarían.

La experiencia en Honduras ha de ser maravillosa, pero la falta de alimento es más que evidente y provenir de un lugar con una gastronomía tan rica como León no ayuda a mitigar el hambre. Quizá Lola haya ido de León al Caribe, pero sería todo un éxito que sus inesperadas palabras calaran entre la población y fuéramos muchos los que, una vez levantado el cierre perimetral entre Comunidades Autónomas, acudiéramos a probar esa cecina y todos los demás productos de esta tierra. No hay ninguna duda de que León, pese no tener los parajes caribeños, es también un paraíso: el del sabor.
Volver arriba

Newsletter