Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
De Lago a Cacabillo y el chozo Puñín

De Lago a Cacabillo y el chozo Puñín

CULTURAS IR

La Laguna Grande. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen La Laguna Grande. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 07/02/2020 A A
Imprimir
De Lago a Cacabillo y el chozo Puñín
La ruta de la semana Una ruta en la que se dan la mano el arte mural y las montañas babianas
Babia siempre es una tierra agradable de bellas montañas y personas encantadoras. En muchos lugares han realizado mejoras que animen los pueblos y atraigan visitantes para evitar esa sensación de vacío y abandono en muchas zonas rurales donde, a pesar de la belleza manifiesta de sus paisajes, pocos se acercan a admirarla.

Los habitantes de esta pequeña localidad así lo han entendido y han tomado la iniciativa de contar con el gran pintor que es Manuel Sierra, encargándole unos murales que embellecen las casas y dan un magnífico realce a la localidad. Hay muchas personas que vienen a ver su paisaje, su laguna grande y la magnífica obra mural de Sierra que es una muestra de este mundo babiano por el que el artista siente tanto cariño. La ruta es, pues, una unión entre el paisaje y el arte, pues la vista se deleita tanto con las montañas que rodean la zona como con los hermosos dibujos que se distribuyen a lo largo del pueblo.

La ruta

Comienza la ruta en la localidad de Lago de Babia, aunque si de desea acortar se podría subir hasta la Laguna Grande en vehículo y en la bajada buscar una zona más cómoda que se vea claro y descender después de la collada. El lugar de salida del pueblo puede ser cualquier espacio apto para aparcar. Conviene dedicar un tiempo a visionar los hermosos murales de Manuel Sierra en las casas que hay a lo largo de la carretera, para salir hacia la Laguna Grande, donde se llega tras andar poco más de un kilómetro por carretera.

La Laguna tiene su encanto especial, pues aún en verano está con agua y en esta época de lluvias se encuentra mucho más llena. Hay que bordearla por el lado derecho siguiendo una senda, a veces camino que sube con no demasiada pendiente y viendo siempre la figura de la Peña Larga a la izquierda.

Al llegar al final de la Laguna, el camino sigue subiendo y en un momento se divide teniendo que tomar el de la derecha. La subida se hace un poco más empinada, pero no mucho, hasta llegar al alto donde hay un paso canadiense y unas vistas espectaculares hacia las montañas lacianiegas del Muxivén y Cornón, así como las montañas más al Este del Nevadín y Tambarón. De frente se contempla la inmensa mole del Pico la Orvia con sus característicos plegamientos alpinos, mientras que a la derecha se pueden ver las montañas que están encima de la Cueta. Desde allí continúa un buen camino de bajada que llega hasta la localidad de Cacabillo, apenas unas casas con cuadras y pajares, así como la iglesia de Ntra Sra de las Nieves. Pasada la parte posterior de las primeras casas se toma un camino que sube en dirección Este hacia el chozo de Puñín. El camino sube hacia una loma y sigue por la ladera derecha del valle ascendiendo poco a poco hacia unas praderas elevadas y, tras dar una fuerte revuelta, el camino se va hacia la izquierda por la cabecera del valle llegando a una zona de praderíos en las faldas de la Peña Grachera. En la plataforma llana de una gran pradera, con excelentes vistas se encuentra una cabaña con tejado de pizarra que está rodeada de un muro de piedra para evitar que se acerquen los animales. El chozo de Puñín está en una vega verde entre las montañas con un entorno espectacular.

A continuación hay que seguir subiendo hacia una collada que está cien metros de desnivel más arriba y hay que pasar por una zona invadida por las escobas. Es posible subir por el centro tratando de evitar en lo posible las escobas o bien tirar un poco a la izquierda donde hay campo libre de matorral y subir rodeando un poco hacia la collada.

Desde esta collada se ve la Laguna y para continuar es preciso seguir hacia la ladera que hay un poco más arriba para tomar unas trochas de ganado que van bordeando esa ladera, perdiendo poca altura, ya que si se baja demasiado puede haber zonas pindias y resbaladizas de tierra que se deben evitar.

Todo este camino se debe hacer por trochas de ganado, tratando de evitar los tajos profundos de algunos valles, bien subiendo o bajando según se vea, pasando por varios vallejos profundos hasta llegar a una zona algo más suave donde hay un manantial, y desde ese punto se baja un poco para seguir después bordeando la ladera hasta llegar a una revuelta en una zona de praderas desde donde se comienza a bajar alcanzando después un camino poco marcado en un principio, pero que más tarde se hace evidente y solamente hay que seguirlo para llegar poco después a la localidad de Lago de Babia donde finaliza la ruta.

Características

Zona geográfica. Noroeste de la provincia de León, Babia Alta.
Entorno. Praderas, roquedo y matorral.
Tipo de ruta. Circular por carretera, senderos trochas de ganado y campo través.
Inicio / fin. Lago de Babia.
Distancia. Aproximadamente 9 Km.
Tiempo aproximado. Entre tres y cinco horas.
Desnivel. Acumulado 400 metros.
Dificultad. Moderada.
Observaciones. La ruta es fácil y cómoda, aunque el regreso debe hacerse con cuidado en las zonas más pindias.
Volver arriba
Newsletter