Publicidad
De la barra al asiento a través del móvil

De la barra al asiento a través del móvil

DEPORTES IR

Eduardo Domínguez y Alejandro Rivera sobre el césped de El Toralín. | SDP Ampliar imagen Eduardo Domínguez y Alejandro Rivera sobre el césped de El Toralín. | SDP
J. A. | 28/09/2020 A A
Imprimir
De la barra al asiento a través del móvil
Fútbol / Segunda División La Ponferradina presenta una novedosa iniciativa que permitirá pedir en El Toralín a través del móvil con el objetivo de evitar aglomeraciones en la vuelta del público
Muchas cosas habrán cambiado en El Toralín cuando los aficionados puedan regresar al estadio a ver a su equipo. Aún no se conoce la fecha de la esperada vuelta, pero a los recién estrenados videomarcadores se unirá un nuevo servicio que permitirá pedir en las barras del estadio sin levantarse del asiento, ya que un sistema de códigos QR permitirá hacerlo, pagar e incluso en un futuro recibir el pedido sin levantarse del mismo.

La iniciativa fue presentada en El Toralín por parte del consejero delegado del club, Eduardo Domínguez, que estuvo acompañado por Alejandro Rivera, responsable de la empresa ‘Pay And Go’, encargada de poner en marcha este servicio.

«Es algo a lo que ya estábamos dando forma la temporada pasada», explicó, si bien la idea inicial era la de ofrecer un servicio premium llevando los pedidos a los asientos de determinados aficionados, una idea para la que de hecho está preparada esta aplicación, pero que por el momento queda apartada «aunque por el momento vamos a ir adaptándonos a este sistema y ya veremos».

Y es que el primer objetivo, más aún tras la pandemia, es utilizar la tecnología para hacer más seguro el regreso de los aficionados al estadio y eso pasa por evitar aglomeraciones, que pasan principalmente por los accesos y las barras. Es ahí donde entra ‘Pay and Go’, que permite pedir y pagar a través del teléfono móvil. El sistema funciona a través de unos códigos QR que se escanean a través del terminal sin ser necesario descargarse ninguna aplicación, a partir de ahí el aficionado elige qué quiere tomar, lo paga de forma virtual y al otro lado se recibe en una pantalla, que permitirá a los empleados distribuir cada pedido para que el aficionado lo recoja en un punto determinado del estadio. De esta forma, se reduce el contacto al mínimo, el pago en metálico y permite al club gestionar mejor sus ventas maximizando también los beneficios.

Por el momento habrá que esperar para poder disfrutar de este novedoso sistema en El Toralín, una adaptación más a la nueva realidad que le toca vivir al fútbol.
Volver arriba
Newsletter