Publicidad
De ideas fijas momentáneas

De ideas fijas momentáneas

OPINIóN IR

30/04/2021 A A
Imprimir
De ideas fijas momentáneas
En los últimos días he respondido en bastantes ocasiones a la pregunta de ¿y a ti qué te parece Ramón González? Y la verdad es que es algo complejo., sobre todo analizando el hecho de confirmarle también para el año que viene, puesto que para estos dos, tres o cuatro partidos pocas dudas sobre su idoneidad puede haber.

Por un lado, me cuesta no alegrarme por alguien que no sólo es buen tipo, sino que ha sido parte muy importante del crecimiento de una cantera donde, frente a las dudas y disgustos del primer equipo en los últimos años, todo han sido noticias positivas fruto del extraordinario trabajo realizado.

Peleó en aquellos momentos más duros, esos del inicio de un convenio de acreedores que ahora por fin es historia, cuajó excelentes campañas en el Júpiter y sobre todo supo crecer desde abajo, formándose ‘en el barro’ en los banquillos tras ser jugador de Primera y Segunda División.

Esa es la cara buena. ¿La mala? Que vuelve a ser un técnico sin experiencia en Segunda División B, algo que se ha venido repitiendo sin éxito en las últimas campañas en la Cultural.

Plantillas con jugadores muy contrastados, de peso y caros, fruto de tener siempre de uno de los presupuestos más altos de la categoría, se han encomendado a gente con muchísimo menor bagaje que aquellos que se ponían en sus manos como eran Cea, Cabello e Idiakez.

Siempre experimentos, esos que evidentemente no tienen por qué salir mal, pero que suelen tener más riesgo. Si en la historia reciente no han cuajado, es normal el miedo a repetir la apuesta, si bien una cosa tengo clarísima: puestos a darle una oportunidad a alguien de ese perfil, prefiero mil veces a Ramón que a las elecciones más recientes, al menos conoce el club y ha demostrado su valía, con trabajo y resultados, dentro de su estructura.

En cualquier caso, visto el número de finiquitos a integrantes con contrato de los últimos años, tenerlo en vigor tampoco es que sea una garantía total en la Cultural. De parecerte el mejor a no gustarte casi nada suyo suele haber un camino corto. Y es que en la escuadra leonesa, como decía Luis Landero en su ‘Lluvia fina’ de uno de sus protagonistas, se es últimamente muy de «ideas fijas momentáneas».
Volver arriba
Newsletter