Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
David: "Con confianza, aunque te peguen no te arrugas. Lo mental es clave en mi salto"

David: "Con confianza, aunque te peguen no te arrugas. Lo mental es clave en mi salto"

DEPORTES IR

David Fernández, el día después del partido de Cuenca, con la cara aún marcada durante la entrevista con La Nueva Crónica. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen David Fernández, el día después del partido de Cuenca, con la cara aún marcada durante la entrevista con La Nueva Crónica. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 22/11/2019 A A
Imprimir
David: "Con confianza, aunque te peguen no te arrugas. Lo mental es clave en mi salto"
Balonmano / Liga Asobal El lateral del Ademar está "convencido" de la remontada europea y señala sobre su futuro que "si estás a gusto en un sitio y te ofrecen algo que tú quieres es difícil moverte. Estoy contento y querría seguir"
Si el Abanca Ademar ha rendido por encima de lo esperado en este inicio de temporada, en el que encadena ya diez triunfos seguidos en liga, es en gran parte gracias al paso adelante dado por David Fernández. Con más de cinco goles por partido es el máximo goleador de su equipo y el tercero con más tantos de toda la liga Asobal, y en Cuenca volvió a ser clave en el triunfo con siete ‘dianas’ y superando la desmesurada dureza defensiva que le dejó la cara marcada con tres acciones merecedoras de roja directa en la primera mitad. El partido, su momento y el del equipo, y el futuro tanto inmediato como a largo plazo son analizados en una entrevista por el lateral derecho ademarista.

–¿Cómo estáis tras el durísimo partido en Cuenca?
–Bien, sabíamos que iba a ser un partido muy duro, aunque quizá no esperábamos que tanto. Cuenca es un equipo muy intenso y más o menos juega así todos los partidos, pero como salimos con victoria las sensaciones son muy buenas.

–Cuando te has mirado al espejo por la mañana, ¿parecía que te acababan de dar una paliza?
–(Risas). No, no, lo bueno es que no se nota mucho, ya que como lo mayor es por dentro del labio lo puedo disimular. Te da rabia, porque son acciones que no te esperas, pero son fortuitas y ya está, todo debe quedarse en la pista.

–Eres joven pero llevas ya muchos años jugando en la élite. ¿Recuerdas otro partido en el que te pegaran tanto?
–Yo creo que imposible que hubiera otro igual y que es complicado de superar, es que las dos primeras son en los tres primeros minutos... Le saco lo positivo a los golpes y es que al final en la primera acción ellos se quedan sin un jugador muy importante y tenemos una doble superioridad en la que abrimos brecha.

–La primera de las tres más duras fue roja directa, la segunda exclusión y la tercera no tuvo sanción. ¿Tenías miedo de lo que viniera después?
–Hombre, es que en otra me pitaron pasos por dar con el balón al suelo. Que yo les decía, pero si me han partido la cara, que es lo que quieres que haga....

–¿Desde dentro te da la sensación de que van premeditadamente a por ti?
–Prefiero pensar que no, que fue casualidad. Fueron acciones muy rápidas y coincidió que me tocaron varias a mí.

«¿Un partido en el que me dieran más que en Cuenca? Imposible. Te da rabia, pero todo debe quedarse en la pista» –Pese a todo acabaste con siete goles y siendo clave. ¿El David Fernández de hace dos o tres años se hubiera arrugado tras ese inicio?
–No lo sé, antes de ir a León jugando en la B con Nava y Valladolid también había defensas bastantes duras... pero es que cuenta mucho la confianza, cuando la tienes aunque te peguen y estés dolido tiras para adelante y no te arrugas, mientras que cuando estás cabizbajo es más fácil que suceda.

–Más allá de cómo se produjera, el triunfo es importantísimo y en una pista donde pocos equipos ganarán...
–Está claro. Quizá no hicimos nuestro mejor balonmano, pero es que es muy difícil jugar a un nivel muy bueno en un partido así, porque todo el rato había golpes y te cortaban el ritmo, así que es complicado que haya un juego fluido con esos condicionantes.Pero supimos bajarnos más al barro y también es muy positivo saber que podemos competir en diferentes tipos de escenarios.

–Es la décima victoria seguida en liga. ¿Podías imaginarte algo así antes de comenzar la temporada?
–Era complicado pensarlo, sobre todo después de las dudas que generamos, no en el vestuario pero sí fuera, después del partido contra el Bidasoa. Pero la confianza siempre la tuvimos y el nivel de los entrenamientos es tremendo, parece que estamos jugando un partido en cada sesión y eso luego se nota muchísimo sobre la pista.

–¿Hasta qué punto es importante en todo lo logrado Manolo Cadenas?
–Fundamental, lo ha demostrado todo en el balonmano y poco más se puede añadir sobre Manolo.

«Es obvio que está siendo mi mejor versión con diferencia. Por fin estoy teniendo una regularidad que me faltaba» –Es tu primera experiencia a sus órdenes. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido de él?
–Que es muy constante. Si hacemos un viaje de seis horas, se lo pasa entero haciendo el vídeo e igual en mitad del trayecto te viene con el pen drive y te dice ‘mira esta acción’; o igual estás en casa y te manda una jugada de cualquier partido por whatssap con algún comentario para mejorar. Esas cosas, al ser una plantilla muy joven, son muy buenas, ayudan muchísimo al progreso del jugador porque además ves que haces las cosas que él te dice y salen bien.

–Pasando al aspecto individual, ¿podías llegar a esperar un nivel como el que estás mostrando en este inicio de temporada?
–Hombre, al empezarla era la intención que tenía, pero siempre es complicado que todo te salga como lo tienes en la cabeza. Todo está saliendo de cara, ayudó que empezáramos bien y el tener esa dinámica positiva, eso lo hizo más fácil.

–¿Se está viendo el mejor David Fernández de toda su carrera?
–Esta claro, con mucha diferencia, sobre todo por el hecho de mantener una regularidad durante todos los partidos, que era algo que me fallaba, que igual tenía un encuentro bueno y en el siguiente bajaba bastante el nivel, es con lo que más contento estoy.

–¿Dónde ves la clave de ese crecimiento individual?
–El tema mental es un 90%, es clave en mi salto.

«De Cadenas me sorprendió su constancia. Igual estás en casa y te manda una jugada de un partido por Whatsaap» –Con la baja inicial de Vieyra y su progresiva reincorporación estás teniendo muchos minutos. ¿Empiezan a pesar las piernas?
–Estamos acostumbrados, el ritmo de entreno de Manolo desde pretemporada fue muy alto pensando en ello. Algo de cansancio hay, pero estoy preparado para asumirlo.

–Rindiendo así, ¿te ves con opciones de ir al Europeo de enero?
–Ojalá, sería ver hacerse realidad un sueño, pero como no depende de mí.. Si Jordi Ribera cree que estoy preparado, perfecto, y si no a seguir trabajando y centrándome en el día a día.

–No forma parte del día a día, pero acabas contrato en el mes de junio. ¿Te gustaría solucionar pronto tu futuro?
–Tengo mi representante, así que lo que digo es que hablen el club y él entre ellos y que me lo comuniquen. Yo quiero estar centrado en el tema deportivo, así que para eso hay otras personas, para no comerme la cabeza y que no afecte al rendimiento.

«Estoy convencido de la remontada en Europa. Son más grandes y tienen más kilos, así que será clave poder correr» –Pero, ¿te gustaría seguir en León?
–Aquí estoy muy contento y si lo que me ofrecen me gusta claro que querría, sería una prioridad. Si estás a gusto en un sitio y te dan lo que tú quieres es difícil moverte, porque además aquí estoy al lado de casa y eso influye.

–Mucho más a corto plazo que eso está la vuelta de la EHF con el Balatonfuredi. ¿Crees en la remontada?
–Yo estoy convencido de que vamos a pasar, lo hablaba en el viaje, que nos habíamos quitado la final de Cuenca y esta es otra. Si hacemos las cosas bien vamos a estar ahí, tres goles realmente no es mucho y aunque el Balatonfuredi es un rival durísimo podemos conseguirlo.

–¿Cuáles son las claves para poder conseguirlo?
–Sin duda defender y correr, porque tienen un 6-0 muy rocoso y son más grandes y con más kilos, así que cuantos más goles fáciles hagamos menos desgaste habrá. Eso y que el Palacio se vuelque y nos lleve en volandas.
Volver arriba
Newsletter