Publicidad
Datos en mano

Datos en mano

OPINIóN IR

25/11/2020 A A
Imprimir
Datos en mano
No sé la de veces que habrá salido aquí el tema del marco autonómico y la acuciante necesidad de romperlo para que esta tierra pueda decidir por sí misma sobre su futuro… Bueno, pues ya vuelve a tocar, que actualidad manda…

Pero no hablaremos en esta ocasión de cultura, ni de historia, ni de lengua… ni, en definitiva, de nuestra idiosincrasia; cuestión esta –ya lo sabes– de importancia capital para quienes defendemos ‘León solo’. Hoy nos ceñiremos únicamente al plano económico, a propósito del informe realizado por el grupo de opinión ‘Proyecto León’, que ha sido dado a conocer la semana pasada y que se encuentra fácilmente en internet. Échale un vistazo si aún no lo has hecho, y saca tus propias conclusiones…

En síntesis, podemos decir que la situación económica de León es mala. Que sí, que ya sé que no es ninguna novedad; que en eso coincidimos más o menos todos. Pero en lo que ya no estamos tan de acuerdo es en el porqué, que todavía hay quien no lo relaciona con el actual marco autonómico; y este informe, datos en mano –obtenidos de fuentes oficiales, claro–, no deja lugar para la duda…

Analizando demografía, renta y empleo a lo largo de las últimas décadas en distintos territorios –lo que da cuenta de cómo ha sido su evolución–, y sin que nos perdamos entre los números, la conclusión es clara: las provincias de León, Zamora y Salamanca –en conjunto– se han debilitado desde que echó a rodar Castilla y León, en contraste con la favorable evolución del bloque que forman las otras seis provincias. Poco más se puede decir…

A todo esto, al leer este informe me vino a la mente que, hace ya unos cuantos meses, se anunció –creo recodar que fue Ciudadanos– un estudio que pretendía demostrar que la solución a los problemas de León no pasa por una autonomía propia. Desde luego, no parece fácil defender esa postura… y no se ha vuelto a hablar nada más sobre el tema, ¿verdad? Oye, ver si se van a acabar sumando a la causa de ‘León solo’…
Volver arriba
Newsletter