Publicidad
Dar duros a cuatro pesetas

Dar duros a cuatro pesetas

OPINIóN IR

06/09/2021 A A
Imprimir
Dar duros a cuatro pesetas
A estas alturas, y con lo que se supone que ya sabemos por otras experiencias anteriores, no pensar que el tema de los mega parques solares y las plantas de producción de energía fotovoltaica que se proyectan en León son una burbuja que antes o después va a explotar, además de un buen negocio para cuatro a cuenta de muchos, creo que es de bobos. Con perdón por ser tan directo cuando habrá percibido –espero– que en los medios parece que está mejor visto decir las cosas por encima o con rodeos que llamarle por su nombre.

A lo que iba, sobre estos proyectos: nada tengo en contra del libre mercado ni de la libertad empresarial, faltaría más. A poco que me conozca sabe que siempre he pensado que cada uno es libre para invertir su dinero donde pueda y le apetezca. Ahora bien, el problema es cuando lo de «su dinero» es más bien «generosas subvenciones» y «donde le apetezca» es hablar de «terrenos comunales o privados adquiridos de forma dudosa». Y por eso se fragmentan iniciativas en varios proyectos más pequeños, por eso se confunde y descubrir el asunto puede perjudicar el negocio.

Las energías renovables, como el caso de la fotovoltaica, no es mal invento. Todo lo contrario si es verdad que los combustibles fósiles son tan perjudiciales y sobre todo escasos a largo plazo. Pero no hay que confundir el aprovechamiento de un recurso energético como el sol para reducir la dependencia de otras fuentes con el expolio de unos recursos naturales de manera desmedida para que se beneficien otros. Una cosa es su tejado con sus cuatro placas y el del vecino con otras tantas y la empresa de enfrente con media docena de paneles y otra son 8.000 hectáreas de espejos.

Estoy convencido de que al menos cinco de cada diez que están a favor de los parques y otros tantos del grupo que están en contra de las instalaciones en las distintas zonas rurales de León, resurgiendo la vieja historia del pueblo enfrentado, no tienen ni la más remota idea de qué es una instalación solar para autoconsumo ni un megaparque y mucho menos si es bueno o malo. Al menos el refranero se va entendiendo y lo de dar duros a cuatro pesetas también.
Volver arriba

Newsletter