Publicidad
"Dando patatas y san jacobos, el de los san jacobos se forra, pero el de aquí no"

"Dando patatas y san jacobos, el de los san jacobos se forra, pero el de aquí no"

ACTUALIDAD IR

D.L.M. | 23/07/2020 A A
Imprimir
"Dando patatas y san jacobos, el de los san jacobos se forra, pero el de aquí no"
Hostelería León celebra el Día Mundial de la Tapa con el debate sobre la gratuidad y la calidad
"Si seguimos enfocados a regalar algo que es lo más barato que encontramos en el mercado, sobre todo quinta gama, que al final el dinero no queda en la ciudad, se va a las multinacionales y a las empresas que generan esos productos de quinta gama ¿Cómo queremos que la ciudad tire para arriba si nosotros no hacemos nada?". Con esta pregunta y esta reivindicación del cocinero de Delirios y Tapas, Javier Rodríguez Martínez, afronta la ciudad el Día Mundial de la Tapa 2020. Saborea España ha organizado una campaña especial desde este jueves hasta el 23 de agosto con propuestas características de cada una de las 22 provincias. En León solo participa, por el momento, Delirios y Tapas, cuyo cocinero apuesta por la tapa de calidad como elemento dinamizador.

Si todos tiráramos del producto de aquí haciendo algo de calidad, igual esto cambiaba Es crítico con "lo típico que da todo el mundo que al final se está convirtiendo en volumen y en otra cosa que no lo que debe ser" y considera que "si todos tiráramos del producto de aquí haciendo algo de calidad, igual esto cambiaba". Rodríguez reconoce que es duro reconocerlo, pero "si seguimos dando patatas fritas y san jacobos, el de los san jacobos se montará en el dólar, pero el de aquí no". En este debate tan particular entre los hosteleros leoneses, el chef y su establecimiento apuestan por dos líneas. Una gratuita para evitar que el cliente que tome dos o tres vinos llegue "tocado" a casa y otra de calidad, con producto de proximidad, que se puede cobrar. 

Es el caso de su propuesta para esta campaña. Tres euros con un rosado Prieto Picudo de la Bodega Viña de los Pasadores de Benazolve. Cocina más callejera, pero pegada a la tierra y, como ha explicado el creador, alejada de la "típica fritanga hecha de cualquier forma y sin cariño".

Para ir abriendo boca el cocinero explica la receta: "Hacemos una masa de pan que fermentamos dos veces y a la tercera la cocinamos al vapor. El lechazo está hecho a baja temperatura, deshuseado y marcado un poco por la plancha y lo acompañamos con un guiso de verduritas y ese kétchup que hacemos con pimiento de Fresno
Volver arriba
Newsletter