Publicidad
Culturestío

Culturestío

OPINIóN IR

03/07/2021 A A
Imprimir
Culturestío
Las manchas de sol entraban por las ventanas y bailaban sobre los ladrillos de la nave de calderas. Esas luces de sol desmigado se movían con el movimiento de la mano que movía el arco que movía las cuerdas. Era la mano, las manos, de la violonchelista Laura Núñez del Campo y su música acompañaba las lecturas de los alumnos del taller de escritura de la poeta Ester Folgueral.

El primer encuentro en el Bierzo de la primera edición del Festival Internacional de Literatura en Español de Castilla y León, FILE, se celebró este jueves en el Museo de la Energía. Es un espacio recuperado a los restos de lo que fue la central térmica de la Minero Siderúrgica de Ponferrada. En dos semanas se cumplirán diez años desde que se inauguró y es una alegría ver que la cultura ha desfibrilado el viejo corazón de esta térmica para que tenga una nueva vida.

El verano es tiempo de fotos de pies frente al mar y de terrazas y de siestas largas, pero también un momento propicio para la cultura. Salen a asolearse las palabras y el culturestío llena ciudades y pueblos de literatura, de conciertos de música, de cine y de teatro y circo. Justo acaba de renacer la poesía a las orillas del río Órbigo con los encuentros que coordina ese verso suelto con voz de barítono que es Tomás Néstor Martínez. Y parece que habrá muchas actividades por todos los sitios y música hasta finales de agosto, con el Festival de Jazz de Ponferrada, esta vez con la fabulosa trompetista y cantante Andrea Motis.

Este verano también se puede patear la nueva ruta literaria ‘El eco de la montaña’, creada por los profesores y los alumnos del instituto Pablo Díez de Boñar y basada en dos obras de Julio Llamazares. Es una idea preciosa que además recuerda que la cultura guarda memoria de lo que somos y de lo que fuimos. En este caso es la de los habitantes de los ocho pueblos ahogados por el embalse del Porma.

Sea como sea, merece una celebración este culturestío, ya que durante el verano anterior pasaron tantas cosas y muchas, sobre todo en la cultura, pasaron de largo.
Volver arriba
Newsletter