Publicidad
Cultural 3 - Calahorra 0: 'Goleada de tranquilidad y reivindicaciones'

Cultural 3 - Calahorra 0: 'Goleada de tranquilidad y reivindicaciones'

DEPORTES IR

Jesús Coca Aguilera | 26/03/2022 A A
Imprimir
Cultural 3 - Calahorra 0: 'Goleada de tranquilidad y reivindicaciones'
Fútbol / Primera RFEF Obolskii participó en el primer gol, asistió en el segundo y marcó de tacón el tercero para liderar el triunfo de una Cultural que arrancó con dudas pero mostró su mejor cara tras el 1-0
Cuando la tabla podía comenzar a apretar por abajo y la crisis de resultados amenazaba con empezar a asemejar el panorama con el del tramo final del año pasado, apareció la mejor Cultural para al menos despejar de golpe las dudas sobre la permanencia.

De las dudas de la primera media hora en la que sin ocasiones claras pero fue el Calahorra quien generó todo el peligro que hubo en el partido, se pasó al control total de los leoneses después de que a la media hora su primer tiro acabara en gol, acabando con un contundente triunfo (3-0) sobre un equipo que llegaba lanzado a domicilio y metido de lleno en la pelea por el ‘playoff’.

Fue una goleada de tranquilidad y reivindicaciones, con jugadores olvidados durante muchos tramos de la temporada, a menor nivel del esperado o que apenas habían aparecido liderando la primera victoria cómoda desde aquella mañana en la que todo salió rodado frente al ahora líder Racing.

Y por encima de todos está el nombre de Nico Obolskii, relegado al ostracismo durante los primeros meses de la ‘era Curro Torres’ y que volvió a demostrar que es el mejor delantero de esta plantilla, siendo protagonista en los tres goles del equipo y en dos de las cuatro ocasiones claras que los leoneses generaron sin que terminaran en gol.

En el primer tiro a puerta tras 25 minutos de dominio del Calahorra, Ketu hizo el 1-0 tras un centro de Castañeda Su trabajo en la presión y la cantidad de kilómetros que hace es indudable, pero donde más brilla es en el juego de espaldas, oxigenando al equipo y marcando diferencias a través de ello, pues fue de dos acciones recibiendo de cara de donde nacieron los dos goles que llevaron el 2-0 al descanso.

¿El primero? A los 26 minutos, cuando las dudas se disparaban, el Calahorra había tenido un tiro de Arias en buena posición que atrapaba Sotres, otro de Zubiri desde la frontal que se marchaba arriba y una acción en la que Soto se quedaba solo ante el meta pero le señalaban un ajustado fuera de juego, y los pitos empezaban a aflorar en el Reino para una Cultural que no había pisado apenas el área rival.

Le bastó una para adelantarse. Controló Obolskii un saque largo de Sotres, se giró y con un amague se fue de su par, abrió para la subida por banda de Castañeda y el centro desde la izquierda del capitán llegó para rematarlo de primeras Ketu, poniendo el 1-0 que celebraba con una voltereta.

Solís definió ante el meta tras dejarle solo Obolskii en el 2-0 y el ruso remató un centro de un gran Álvaro Juan en el 3-0 El tanto lo cambió absolutamente todo. Las dudas desaparecieron. Y la Cultural empezó a dominar por completo el partido, apoyada en gran parte por el equilibrio que aportó al centro del campo la gran ‘sorpresa’ del once, Angong, que convenció y dejó en el aire la pregunta sobre por qué la oportunidad no le había llegado antes.

Siempre bien colocado, se hinchó a recuperaciones y estuvo correcto en la salida de balón, aportando a la medular eso que tanto se ha echado en falta toda la temporada.

Llegó la mejoría y además tuvo el premio del gol. Tuvo el 2-0 Obolskii tras un centro de un Nahuel que desbordó mucho por la banda izquierda, pero se la sacó el portero. Y lo acabó marcando Solís, que en la mediapunta es donde ha ofrecido siempre su mejor versión en León, y que culminó una gran jugada con más de un minuto de toques y toques de los leoneses, que terminaba con Obolskii poniendo con un gran pase al mediapunta frente al meta, a quien superaba con un tiro cruzado que tocaba en el palo y entraba.

El partido estaba encarrilado y en la primera acción de la segunda parte la Cultural lo convirtió en sentenciado. De las botas de un gran Álvaro Juan, que ya había convencido de carrilero y de lateral derecho cuajó quizá el mejor partido de un jugador de la Cultural en esa posición en lo que va de temporada, nació la jugada y el centro que, quién si no, Obolskii, convertía en el 3-0 con una preciosa definición de tacón.

Tras mucho sufrir era un día de disfrutar y la Cultural estuvo cerca de ampliar la goleada. Primero tras otra buena jugada por banda de Nahuel que Obolskii remataba encontrándose con la buena reacción del meta, que dejaba un rechace que Ketu convertía tras regatearle pero era anulado por un inexistente fuera de juego.

La Cultural tuvo un palo, de un Angong que brilló en su primera titularidad, y un gol mal anulado a Ketu Después, con un cabezazo absolutamente solo de Ander Vitoria, que en su salida al campo vio cómo se pasaba de la ovación con parte de la grada en pie a Obolskii a los pitos cuando él entró, y que estuvo desafortunado en el encuentro y en el remate libre de marca a centro de Aarón que mandaba fuera.

Y por último, en un saque de esquina donde el palo impedía que el cabezazo de Angong pusiera la guinda del gol a su gran actuación.

Ahí se acabó el partido, pues en los 25 minutos finales la Cultural levantó el pie del acelerador, con el triunfo asegurado y consiguiendo volver dejar a cero su portería dos meses después, gracias a una parada a bocajarro de Sotres en el descuento y, sea casualidad o no, en la vuelta de otro olvidado como Moreno al centro de la zaga, donde casi siempre ha cumplido.

Un triunfo para respirar. Una manera de reducir la presión para el futuro. De no disfrutar, al menos no lamentar.
Volver arriba
Newsletter