Publicidad
Cultural 2 - Huesca 1: 'Remontada de orgullo, valentía y banquillo'

Cultural 2 - Huesca 1: 'Remontada de orgullo, valentía y banquillo'

DEPORTES IR

Luque, Kawaya y Virgil celebran el gol de la remontada. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Luque, Kawaya y Virgil celebran el gol de la remontada. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 11/01/2020 A A
Imprimir
Cultural 2 - Huesca 1: 'Remontada de orgullo, valentía y banquillo'
Fútbol / Copa del Rey El equipo leonés se cruzará con un Primera tras eliminar al Huesca en un partido que perdían 0-1 a falta de 13 minutos y remontaron jugando con 3 defensas y con Dioni y Kawaya estelares
Quedan 15 minutos y la Cultural quema todos sus cartuchos en busca de una sorpresa copera que ha merecido pese a que se le ha puesto muy pronto cuesta arriba.

La diferencia de categorías no ha existido, sólo bajo los palos, donde un grave error de Lucas Giffard en su debut ha permitido que el Huesca mande desde el minuto seis en el marcador y le valga con aguantar las embestidas de un conjunto culturalista que ha dominado pero sin generar ocasiones.

La solidez para no permitir ni una llegada con peligro del Huesca más allá de dos lanzamientos de falta, uno de los cuales acabó en gol, llevaba presente todo el partido. El orgullo para nunca dejarse ir y las ganas para pelear a muerte cada balón, también. Pero faltaba algo más, la chispa para romper el entramado defensivo del que por algo es el equipo menos goleado de Segunda División. Y apareció desde el banquillo, con la valiente decisión de Aira y la sobresaliente respuesta de los hombres a los que recurrió.

Kawaya participó en el 1-1 y, en el 88, forzó y convirtió con un tiro raso y pegado al palo el penalti de la victoria ‘De perdidos al río’, debió pensar el técnico. Tras haber sacado a Luque y Kawaya por Augusto y Antonio, ponía toda la carne en el asador dejando sólo tres defensas al sacar a Aitor para meter a Dioni. Un planteamiento que podía provocar que con la calidad del Huesca arriba, donde además acababa de sacar a su ‘pichichi’ Oyazaki, te ‘mataran’ en una contra’. Pero que lo que provocó fue una remontada para el recuerdo y el jolgorio de la afición, con el belga y el delantero como indiscutibles protagonistas de 10 minutos mágicos.

Primero, en el minuto 77, llegó el empate, en un ‘jugadón’ tremendo de Dioni. Su maravilloso juego de espaldas le permitía llevarse un balón en el centro del campo y conectar con la carrera de Kawaya, que se la devolvía en el momento justo cuando pisaba área el punta, que levantaba la cabeza y le ponía un pase raso perfecto al segundo palo para la llegada de Sergio Benito, que en posición dudosa encontraba el premio del gol a su trabajo y desgaste, adelantándose al defensa y empujando el balón al fondo de la red.

Por fin habían llegado las tablas. El Reino apretaba, porque la Cultural sufría. No quedaban cambios, así que tocaba buscar la épica cerrando con tres hombres y con Gudiño de improvisado lateral derecho en defensa. Y en una acción desafortunada, en la que Iván y Virgil se liaban y golpeaban el balón entre sí, el esférico le quedaba en boca de gol, en el área pequeña, a Oyazaki, que no se la esperaba y veía cómo su disparo se le iba por milímetros por encima del larguero.

Una falta al borde del área que Raba tiró por el palo del portero y Lucas se ‘comió’ adelantó pronto al Huesca Tras muchos minutos en los que el Huesca intentaba perder tiempo y la Cultural iba a mil revoluciones, el conjunto culturalista buscaba poner calma a la situación, más tras el segundo susto seguido en forma de lanzamiento dentro del área que se va arriba por poco de Joaquín, y parece dar por buena la posible prórroga, donde podría meter un cuarto cambio para volver a un sistema menos suicida.

Pero entonces, en el minuto 88, se desata la locura. Porque Dioni pelea un balón dentro del área que acaba enviando hacia Kawaya, que es más rápido que el defensor y llega antes que él, tocándolo lo justo para que éste se lo lleve por delante, en un claro derribo que el colegiado señala como penalti.

Los 11 metros separan a la Cultural de volver a cruzarse con un Primera. Y aunque Sergio Benito ha metido los últimos, esta vez es quien lo ha provocado, el belga, quien se dispone a tirarlo. ¿La resolución? Magistral, como mandan los cánones. Fuerte, raso y pegado al poste, provocando que aunque Yáñez le haya adivinado la atención y se haya tirado hacia ese lado izquierdo al que va, no pueda detenerlo.

Tras mandar sin crear apenas ocasiones todo el partido, Dioni asistió tras un ‘jugadón’ a Benito para que empatara El Reino ruge, pero toca aguantar un descuento interminable. Y ahí también saca matrícula de honor la Cultural, teniendo el balón incluso más que su rival en esos minutos y no permitiendo que le metan en su área.

Atrás queda ese 0-1 a los siete minutos, cuando una falta al borde del área la tiraba Raba rasa y al lado del portero, que se la ‘comía’. También otro lanzamiento a balón parado, este de Ivi, que de nuevo sorprendía a Lucas aún yendo centrado, pero que al ser más lejano le daba margen a que despejara. También la ocasión de Menudo al filo del descanso, cuando tras una pared con Gudiño se quedaba solo aunque escorado ante Yáñez, que se la sacaba en el primer palo y la mandaba a córner.

Todo formaba parte de una historia copera que la Cultural seguirá escribiendo esta temporada. Con una remontada de orgullo, valentía y banquillo se pagaba otra ronda. Esta con un Primera y con Barcelona, Madrid, Atlético y Valencia como opciones con mayores probabilidades estadísticas. Un premio para el equipo y para su afición. A partido único en el Reino... seguro que ninguno de ellos podrá descuidarse.
Volver arriba
Newsletter