Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Culmina la demolición de la vivienda anexa al Ayuntamiento de La Pola

Culmina la demolición de la vivienda anexa al Ayuntamiento de La Pola

ACTUALIDAD IR

En la fotografía, los trabajos llevados a cabo estos días para el derribo de la vivienda. | E. NIÑO Ampliar imagen En la fotografía, los trabajos llevados a cabo estos días para el derribo de la vivienda. | E. NIÑO
Estefanía Niño | 23/06/2019 A A
Imprimir
Culmina la demolición de la vivienda anexa al Ayuntamiento de La Pola
Montaña Central Incluida en los planes provinciales, esta mejora convertirá este edificio en la calle principal de localidad en una nueva zona ajardinada
El Ayuntamiento de La Pola de Gordón ya ha procedido a la demolición de una casa anexa al edificio consistorial para el posterior acondicionamiento de parcela debido al grave estado de deterioro que presentaba el inmueble. Esta mejora, promovida por el equipo de gobierno anterior (PP), forma parte de una paquete de obras dentro de los planes provinciales que incluyen, además de esta demolición valorada en 30.813 euros, la ejecución de muro de contención de las pistas deportivas del colegio de Ciñera (14.229 euros), la reparación de las escuelas de Villasimpliz (13.169 euros), y otras reformas por valor de 2.661 euros.

En el caso concreto de la demolición, ya concluida, la actuación consiste en el derribo de una casa de unos 80 años propiedad del Ayuntamiento que comenzaba a presentar ciertos riesgos de caídas o desprendimientos de parte de las fachadas y cubiertas, y que según se indicaba en el proyecto «resulta ineficiente su arreglo ya que el conjunto de patologías que presenta no lo hace útil para su uso inmediato y excesivamente costoso para su rehabilitación entendiendo el retorno que se pudiera obtener».

Asimismo, la idea es que una vez derribado el inmueble, se habilite un espacio urbano «con un mínimo equipamiento y con la esperanza de poder enajenar la parcela libre algún día». El ajardinamiento consiste en la colocación de doble pavimento de tierra batida y césped separado por un apletina de acero galvanizado empotrada y nivelada sobresaliendo un máximo de dos centímetros sobre dichos pavimentos.

El mobiliario a instalar, tal y como recoge el citado proyecto, serían unos bancos, una papelera, unas balizas de 80 centímetros de alto, unas celosías de madera tratada en autoclave y una pequeña estructura ejecutada con barrotillo metálico. El ajardinamiento se completaría con la plantación de una serie de prunus pérsica (albaricoque) y unas trepadoras sobre los paramentos al descubierto de madreselva y hiedra intercaladas.
Volver arriba
Newsletter