Publicidad
¡Cuidado con la glicinia centenaria!

¡Cuidado con la glicinia centenaria!

EL BIERZO IR

La glicinia está protegida por una valla y unos soportes para sus ramas. Ampliar imagen La glicinia está protegida por una valla y unos soportes para sus ramas.
D.M. | 01/03/2021 A A
Imprimir
¡Cuidado con la glicinia centenaria!
Medio Ambiente Medio Ambiente de Ponferrada detecta prácticas ciudadanas que dañan el frágil árbol monumental del Museo de la Radio, como gente que pasa el vallado para tomarse fotos, deteriorando raíces y entorno del ejemplar
El Servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ponferrada pide colaboración ciudadana para la protección del árbol centenario del Museo de la Radio, una glicinia monumental que es todo un símbolo de la ciudad desde hace años. 

El árbol, que trepa la pared lateral del Museo está vallado, pero desde el ámbito municipal se ha detectado que hay personas que "se hacen fotos con el árbol saltando la valla perimetral y pisando el suelo donde está plantada", lo que provoca eventuales a sus raíces y entorno, que por la edad del árbol hace que "su estado de salud sea precario y precise de cuidados extremos, entre los que figura el máximo respeto por parte de los ciudadanos", explican desde el Consistorio. 

El Servicio de Medio Ambiente recuerda que hay dispuestas cámaras de videovigilancia para identificar a los infractores, y dado que está específicamente protegida mediante una Ordenanza Municipal, que incluye sanciones. No obstante, lo cierto es que en el entorno de la glicinia no existe un cartel ni advertencia suficientemente visible que haga saber explícitamente a vecinos y visitantes que se trata de un ejemplar viejo que precisa ser escrupulosamente respetado y no procede pisar su entorno por riesgo de dañarlo.


Por otro lado, muy cerca de la glicinia, operarios del Servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ponferrada, han procedido a sustituir el viejo ciruelo que había en el patio del edificio de Las Cuadras del Castillo. Éste árbol también muy simbólico, estaba ya en un estado irreversible con ramas secas y fracturadas, tronco dañado y riesgo de caída contra el edificio de Las Cuadras, que alberga la Oficina de Turismo. Por eso se ha procedido a cambiarlo por otro ejemplar nuevo. 
Volver arriba

Newsletter