Publicidad
Cuenca 34 - Ademar 30: 'Sin defensa ni efectivos, pero sobrados de pérdidas'

Cuenca 34 - Ademar 30: 'Sin defensa ni efectivos, pero sobrados de pérdidas'

DEPORTES IR

La defensa del Ademar no logra impedir el lanzamiento claro de Pozzer. | J.A. LILLO Ampliar imagen La defensa del Ademar no logra impedir el lanzamiento claro de Pozzer. | J.A. LILLO
Jesús Coca Aguilera | 17/10/2021 A A
Imprimir
Cuenca 34 - Ademar 30: 'Sin defensa ni efectivos, pero sobrados de pérdidas'
Balonmano / Liga Asobal Un Ademar con sólo tres primeras líneas paga su fragilidad atrás y cae en Cuenca tras ir a remolque y haciendo la goma todo el partido
Es complicado ganar un partido cuando sólo tienes tres jugadores de primera línea. A la baja sabida de Jozinovic y el hecho de que Kim llega esta semana se unió la ausencia de última hora de Leandro Semedo, que no viajó por un golpe, dejando al Ademar sin apenas capacidad de rotar pues ni en esa situación Cadenas contó con Lodos y fue Jaime en el puesto de central, donde un día más demostró que está para actuar no únicamente en situaciones de emergencia, quien dio los pocos minutos de descanso que tuvieron Milosavljevic, Virbauskas y Boskos.

También es difícil pensar en llevarse los dos puntos cuando tu defensa vuelve al naufragio que se había convertido en costumbre y que sólo tuvo un paréntesis el sábado pasado frente al Bidasoa. Una autopista fue el centro de la defensa, con Milosavljevic, un Santista que acabó viendo la roja directa y un Soljic que no aprovechó las oportunidades que esta vez sí tuvo superados una y otra vez por un Cuenca que hizo muchísimo daño con el juego con el pivote, pero también con los lanzamientos lejanos de Thiago Alves y las penetraciones de Pizarro y un Pablo Simonet determinante pese a cojear ostensiblemente.

Y por último también complica la faena sobremanera que tu ataque sea un carrusel de pérdidas de balón, algunas fruto de buscar las transiciones rápidas, otras muchas tontas e inexplicables, hasta el punto de cerrar el choque con 13 balones perdidos, acumulados casi todos en los primeros tramos de ambas mitades.

Sin Semedo, baja por un golpe, y con Santista viendo la roja en el 45’, el Ademar apenas rotó y acabó fundidoPero desde luego, si juntas estos tres aspectos a la vez, pensar en sacar algo positivo de El Sargal es imposible. Es lo que le sucedió al Abanca Ademar, que sin defensa ni efectivos suficientes, pero sobrado de pérdidas, cortó su reacción y sumó su quinta derrota en los últimos siete partidos tras caer 34-30 frente al Incarlopsa Cuenca.

A remolque desde el arranque y haciendo constantemente la goma para no irse nunca del choque pero tampoco darle la vuelta y volviendo a ver cómo la diferencia se estiraba tras acercarse estuvo el Ademar, cuyo inicio se resume en que en el minuto 4 Cadenas pedía su primer tiempo muerto y en el 18 ya había gastado dos, siendo precisamente tras ello cuando llegaron los mejores momentos de ese acto inicial.

Cadenas pidió 2 tiempos en 18’. Un 0-3 y la única ventaja (4-5), y un 2-6 y el último empate (16-16) les siguieron Del 4-2 con el que paró por primera vez el partido se pasó con un parcial de 0-3 al 4-5 que acabaría siendo la única vez en la que el Ademar fue por delante al marcador; y tras verse por primera vez con los cuatro abajo que serían la máxima ventaja del Cuenca hasta el tramo final, fruto de encajar 14 goles en 18 minutos en una sangría defensiva imposible de cerrar al unirse ahí a los problemas del 6-0 la falta de aportación de la portería, la segunda llamada de atención del técnico de Valdevimbre dio inicio a otro parcial, este de 2-6, con el que los leoneses devolverían las tablas (16-16) al marcador.

Ademar tuvo 13 pérdidas y su centro de la defensa fue una autopista que dio facilidades al pivote y la primera línea No volvería a tener igualado la escuadra ademarista al partido. Porque un nuevo tirón conquense les hizo irse dos arriba y con promedio de rondar los 40 goles (19-17) al descanso, y tras él las cuatro pérdidas en los ocho primeros minutos impedían que Ademar aprovechara las buenas intervenciones de Panos y lo que le hacía es devolverle a los cuatro abajo (24-20).

Ahí, con 21 minutos aún por jugarse, Cadenas agotaba sus tiempos, buscando repetir la reacción de la primera mitad. Pero esta vez no llegó, sino que dio paso a un intercambio de goles y de expulsiones, pues con apenas tres minutos de diferencia Bulzamini por el Cuenca y Santista por el Ademar veían la roja directa en acciones que podían haber sido saldadas con dos minutos.

Tras ir 5 abajo a 5 para el final Ademar se puso a 2 a 1:05 y estuvo a punto de robar el balón, pero Arnau sentenció Con Bomastar tomando el relevo a Panos al quedarse tras parar un penalti y ayudando bajo palos, pero Samu Ibáñez aportando también a Cuenca en portería sentando a un Grbavac que había ido de más a menos, los leoneses conseguían acercarse a dos (27-25), pero de nuevo castigados por dos pérdidas consecutivas y por algún lanzamiento claro errado, veían cómo Cuenca se iba por primera vez de cinco y entraba con esa renta (32-27) a los 5 minutos finales.

Parecía muerto el partido, pero el Ademar no se rindió y con una defensa abierta llegó a meterse en partido. A dos (32-30), que podía haber sido uno de no fallar Casqueiro una contra solo, se puso a 1 minuto y 5 segundos, pero el gol de Arnau en una acción en la que estuvieron a punto de robar el balón los leoneses sentenciaba el triunfo local.
Volver arriba
Newsletter