Publicidad
Cuatro detenidos en la provincia en una operación antidroga que afecta también a Valladolid, Palencia y Burgos

Cuatro detenidos en la provincia en una operación antidroga que afecta también a Valladolid, Palencia y Burgos

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Ical | 03/06/2015 A A
Imprimir
Cuatro detenidos en la provincia en una operación antidroga que afecta también a Valladolid, Palencia y Burgos
Sucesos Once de los detenidos se encuentran ya en prisión y se han incautado 170 kilos de hachís y 24 de speed. Suministraban droga en León y en Sahagún, entre otras localidades de la comunidad
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desmantelado “el laboratorio más importante” hasta ahora de elaboración, venta y tráfico de drogas en Castilla y León, con la detención de 28 personas en las provincias de Burgos, León, Palencia y Valladolid. El delegado del Gobierno en Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ofreció hoy información sobre el operativo, junto con el jefe de la policía en Castilla y León, Jesús del Amo, y el provincial, Francisco López, que han sido los responsables de la denominada operación 'Yogur'.

El principal laboratorio, explicaron, se encontraba en la localidad burgalesa de Roa, desde donde partía la droga a dos almacenes de Aranda de Duero (Burgos) y Valladolid, que suministraban en León, Palencia, Medina del Campo (Valladolid), Sahagún (León), Pedrajas y Mojados (Valladolid) y Villamuriel (Palencia), entre otros municipios.

La operación se ha saldado con la detención de 28 personas, con 15 arrestos en Valladolid, seis en Palencia, cuatro en León y tres en Burgos, a la vez que se han realizado 25 registros domiciliarios desde que comenzó la investigación el pasado mes de enero.

En la operación se han incautado 24 kilos de speed, 170 de hachís, dos de ketamina y diversas cantidades de MDMA, heroína, LSD, 229.000 euros en efectivo, once vehículos, una escopeta y una pistola hallados todos ellos en los citados registros domiciliarios.

Según explicó el delegado del Gobierno, quien felicitó a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, se trataba de una organización “muy bien estructurada y con muchos medios y precauciones” y la investigación se inició a través del menudeo, según añadió el comisario jefe de Castilla y León, quien insistió en que era “una compleja red de personas” que “no dudaban en utilizar la violencia”, de hecho se les incautó una pistola de fogueo convertida en un arma real.

Además, el comisario provincial, quien indicó que once de los detenidos ya se encuentran en la cárcel de Villanubla, pertenecen a clanes conocidos de Valladolid de los barrios de La Rondilla y La Overuela.

La investigación se inició en torno al mes de enero de este año, al detectar que varias personas presuntamente dedicadas al narcotráfico acudían a un domicilio de Valladolid en el que se desarrollaban actividades de prostitución y venta de droga. Las pesquisas mostraron la existencia de una estructura criminal dedicada al tráfico de estupefacientes y ramificada en cuatro provincias. Dicho grupo criminal tenía un meticuloso reparto de tareas entre sus integrantes y funcionaba con una jerarquía muy definida. Además, utilizaban medidas de seguridad y costosos dispositivos para tratar de dificultar la detección.

Los investigadores localizaron el foco principal de producción de la droga, localizado en la bodega de un lujoso chalet de la localidad de Roa. Los agentes pudieron detectar que la droga producida en ese chalet era ocultada posteriormente en Aranda de Duero y Valladolid, para su distribución final en Valladolid, León, Palencia, Medina del Campo, Sahagún, Pedrajas, Mojados y Villamuriel, entre otros.

En esas localidades y para conseguir el control de la venta de droga, los miembros más violentos de la organización no dudaban en llevar a cabo presuntas agresiones, amenazas con supuestas armas de fuego o en utilizar en sus actividades monedas falsificadas.

La operación, desarrollada en dos fases, ha permitido la localización y desmantelamiento del citado laboratorio, donde se han intervenido 13 kilos de speed y más de 30 kilos de precursores para la elaboración de la sustancia estupefaciente, arcones, prensas y envasadoras de vacío, termoselladoras, mascarillas y otros útiles.

Además, se han localizado almacenes de droga en Aranda de Duero y Valladolid, donde se han hallado otros once kilos de speed y más de 170 de hachís y varios de cocaína y ketamina. En total, se han realizado 25 registros domiciliarios en Palencia (seis), Valladolid (nueve), Aranda de Duero (uno), Castrillo de la Vega (1), Roa (dos) y uno en Villamuriel de Cerrato, Medina del Campo, Mojados Pedrajas de San Esteban. Dos se realizaron en Sahagún de Campos y Galleguillos.

En los registros, además de la incautación de 229.000 euros, se han intervenido doce vehículos, una escopeta, un arma eléctrica, varias armas blancas, varias pistolas y un subfusil detonadores, así como grilletes y monedas falsas.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo III y VIII de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Valladolid, con la colaboración de la VII Unidad de Intervención Policial, guías caninos y las comisarías de Palencia, Aranda de Duero y León.
Volver arriba
Newsletter