Publicidad
Cuatro años de obras en el soterramiento

Cuatro años de obras en el soterramiento

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 21/08/2021 A A
Imprimir
Cuatro años de obras en el soterramiento
Fomento El proyecto está listo después de muchas demoras y su puesta en servicio no tiene fecha, aunque se prevé un plazo de cuatro meses para recibir el aval de la Agencia de Seguridad
El próximo 4 de septiembre se cumplirán cuatro años desde que se cortó al tráfico la avenida de Palencia con el objetivo de iniciar las obras del soterramiento de la línea de alta velocidad ferroviaria a su paso por el centro de la ciudad de León. Se trataba entonces de ejecutar los muros pantalla y la losa que configurarían el cajón subterráneo por el en aproximadamente un plazo de cuatro meses circularán los trenes para evitar el actual fondo de saco de la estación, que genera retrasos de hasta 20 minutos para los viajeros de Asturias.

Y ahora –tras sucesivas demoras, ya que el primer plazo oficial para su conclusión era finales de 2018– las obras están concluidas y se están realizando las últimas pruebas. Se han completado los recorridos de fiabilidad del nuevo tramo soterrado con el objetivo de «calibrar el grado de maduración y seguridad de las instalaciones. Y hora mismo, la infraestructura se encuentra ya a disposición de Renfe para desarrollar los recorridos de formación de su personal y las simulaciones comerciales. Una vez concluyan todas las pruebas, está previsto que a lo largo de este mes de agosto se entregue el expediente de solicitud de puesta en servicio a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF). Se trata del organismo encargado de emitir la resolución que permita el paso de servicios comerciales por la nueva infraestructura.

A la espera de que se completen estos trámites (algo para lo que no resulta sencillo fijar una fecha exacta, aunque se estima en cuatro meses), conviene destacar la importancia de un proyecto que se ha impulsado por ahora únicamente en su primera fase y que inicia su historia hace ya más de una década. Después de la supresión del paso a nivel y la apertura de la estación provisional –ahora ampliada para pasar a ser definitiva– en el año 2011, el diseño inicial del soterramiento –elaborado por el Gobierno de Zapatero y que era más ambicioso, ya que llegaba hasta el CRE de San Andrés– se descartó debido a la crisis, puesto que se financiaría con la venta del suelo liberado para la construcción de viviendas. Fue en 2015 cuando se impulsó el nuevo proyecto por parte de Ana Pastor como ministra de Fomento. Solo se soterraría hasta Doctor Fleming. No podemos olvidar se trata solo de la primera fase de la integración ferroviaria y que deja por ahora dos vías en superficie hasta el centro de León –que dificultan la intermodalidad con la estación de autobuses, cuya reforma va a comenzar en breve– y un vallado que sigue manteniendo en cierto modo la brecha que históricamente había supuesto la línea ferroviaria en los barrios del oeste de la ciudad.

Este vallado separa el paseo peatonal ejecutado sobre el cajón soterrado –que enlaza la avenida de Palencia con Doctor Fleming– del resto de los terrenos que son propiedad de Adif, en los que la planificación urbanística diseñada a la hora de diseñar el proyecto de 2011 preveía una gran zona verde, una calle y también edificios de viviendas. Dicha planificación ha de modificarse en coordinación con los ayuntamientos afectados por la misma –León y San Andrés del Rabanedo– y con la Junta, que debe aprobar el nuevo diseño que se ponga sobre la mesa. Y las causas de tener que modificarla vienen de que se ha quedado desfasada tanto por las circunstancias –no hay tanta demanda de vivienda– como por no haberse ejecutado todas las obras ferroviarias que se incluían en el proyecto inicial de integración.

En todo caso, la primera fase del soterramiento sí a abierto definitivamente tres puntos de paso entre ambos lados de la línea ferroviaria. La prolongación de Ordoño a través de la avenida de Palencia, el paso de los Quebrantos (es solo peatonal) y Doctor Fleming, donde antiguamente se encontraba el paso a nivel del Crucero.
Volver arriba
Newsletter