Publicidad
Cs Ponferrada sospecha que la disolución de Pongesur sea la "quiebra" del Ayuntamiento

Cs Ponferrada sospecha que la disolución de Pongesur sea la "quiebra" del Ayuntamiento

EL BIERZO IR

Ruth Morales es la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Ponferrada. | M.I. Ampliar imagen Ruth Morales es la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Ponferrada. | M.I.
Mar Iglesias | 09/12/2021 A A
Imprimir
Cs Ponferrada sospecha que la disolución de Pongesur sea la "quiebra" del Ayuntamiento
Municipal Anuncia que, si el coste en concepto de IVA se escapa a las posibilidades de pago de las arcas municipales, solicitará responsabilidades a quienes votaron a favor de dar ese paso
El Grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Ponferrada se suma a la sospecha de que la disolución de la gestora del suelo Pongesur, concretada en el pasado pleno, pueda conllevar "un desembolso millonario para las arcas públicas" que podrían acabar  con el Consistorio "en quiebra económica", apunta su portavoz, Ruth Morales.

Es una sospecha que ya habían puesto sobre la mesa otros grupos de la oposición como USE que solicitaba que s expusiera el concepto de IVA  que podría conllevar.

Morales asegura que si sus sospechas se confirman, solicitará responsabilidades "a todos los que votaron a favor" de la disolución de esa gestora "porque los vecinos de Ponferrada no tienen que pagar los caprichos de este equipo de gobierno, que, una vez más, ha decidido actuar conforme a sus prejuicios ideológicos", lamenta. Aclara que no es que no esté en contra de esa disolución, pero sí  "de que se haga por motivos puramente políticos e ideológicos y que se haga a cualquier precio".

"Nos tememos que la valoración que lleve a cabo la Agencia Tributaria a efectos del pago del IVA, puede ser mucho más elevada y que, como resultado, el Ayuntamiento tenga que pagar una cantidad millonaria a la Hacienda estatal", reitera.

Morales considera que se deberían haber buscado otras opciones dentro de la legalidad, que no conllevaran unas consecuencias económicas desastrosas para las arcas públicas.
Volver arriba
Newsletter