Publicidad
Cortópolis León se despide con incertidumbre sobre su futuro

Cortópolis León se despide con incertidumbre sobre su futuro

CULTURAS IR

Foto de familia de los representantes de los tres cortos ganadores y de las entidades organizadoras del Festival Cortópolis León. | L.N.C. Ampliar imagen Foto de familia de los representantes de los tres cortos ganadores y de las entidades organizadoras del Festival Cortópolis León. | L.N.C.
L.N.C. | 24/06/2015 A A
Imprimir
Cortópolis León se despide con incertidumbre sobre su futuro
Cine El domingo tuvo lugar la gala de entrega de premios a los cortometrajes ganadores de su primera edición y también se debatió sobre la supervivencia del festival
El pasado domingo el Festival Cortópolis León clausuraba su primera edición con diversas actividades que tuvieron como colofón la gala de entrega de premios a los cortometrajes más votados por parte del público en las diferentes sesiones que a lo largo de los últimos meses se desarrollaron el último martes de cada més en el Ateneo Cultural El Albéitar. Con el título genérico ‘El día más largo’ se fueron celebrando una serie de actos, entre los cuales destacaron un concejo abierto en el que las distintas entidades organizadores convocaron a la ciudadanía a debatir sobre el futuro del festival. Bajo un árbol de la plaza de Espacio Vías se dieron cita la concejala de Juventud, Marta Mejías López; el concejal en la oposición, Óscar Fuentes; la directora de Espacio Vías, Esther Calzado, y Pepe Tabernero, representando al Área de Actividades Culturales de la Universidad de León. Todos ellos se sumaron al debate mantenido con los organizadores del Festival Cortópolis León, los creadores de Cortópolis Madrid, los invitados a la gala de finalistas de los premios y varios miembros del público. Las productoras responsables, Bambara Zinema, Tríptico y el Laboratorio Bambara, han contado en parte con el apoyo de la Universidad y del Ayuntamiento de León, así como de la hostelería, Restaurante Bar Nevada, Bar Belmondo y La Bienquerida, pero los esfuerzos necesarios para llevar a cabo el festival requieren de más apoyo. Durante el concejo, la conclusión a la que se ha llegado entre todas las partes interesadas es que para que el festival pueda continuar hace falta la implicación de toda la ciudad: las empresas, la hostelería, el público, las instituciones y la incitativa privada, como la que llevan a cabo las tres productoras. La organización queda emplazada a presentar un presupuesto a partir del cual comenzarán la búsqueda de la financiación necesaria. Las puertas han quedado abiertas al diálogo y a la participación.

Por la tarde, se hicieron entrega de los premios de la primera edición. La gala fue presentada, entre otros, por la responsable de Bambara Zinema y coordinadora del festival, Isabel Medarde, que  antes de anunciar a los ganadores improvisó diferentes entrevistas, como a Bal Ferrero, director del Festival Luna de Cortos, que informó sobre la segunda edición del Festival de Veguellina de Órbigo que tendrá lugar entre el 7 y 9 de agosto. Después comenzó la entrega de premios, cargados de simbología. Las estatuillas, creadas por el codirector del festival, Manolo Martínez, consistían en unas grandes piedras decoradas con el bebé que representa al festival.

El primer premio del público, valorado en 600 €, fue entregado por los creadores de Cortópolis Madrid al cortometraje ‘Democracia’, de Borja Cobeaga y recogido por el actor Iván Andretxe. El segundo premio, valorado en 500 €, fue entregado por los ‘decanos’ de Cortópolis León, nombrados como los espectadores que acudieron a más número de sesiones, al corto ‘Aquel no era yo’, de Esteban Crespo, que fue recogido por su productor ejecutivo, David Casas. El tercer premio, valorado en 400 €, fue entregado por el jurado popular, a ‘Namnala’, de Nacho Solana.

Termina así el primer año de un festival, cuya identidad ha pretendido perfilarse con la idea de ser el festival de la participación. Los organizadores no saben aún qué le deparará el futuro a esta actividad, pero esperan que, de hacerse realidad, sea en las condiciones adecuadas para que el cortometraje tenga el lugar que se merece.
Volver arriba
Newsletter