Publicidad
Cooper: "Después de la gira haremos un parón, no sé si definitivo"

Cooper: "Después de la gira haremos un parón, no sé si definitivo"

CULTURAS IR

Alejandro Cooper afronta los últimos conciertos de la larga gira de presentación de ‘Tiempo, temperatura, agitación’. | L.N.C. Ampliar imagen Alejandro Cooper afronta los últimos conciertos de la larga gira de presentación de ‘Tiempo, temperatura, agitación’. | L.N.C.
J.R. | 22/02/2019 A A
Imprimir
Cooper: "Después de la gira haremos un parón, no sé si definitivo"
Música Ofrece este sábado en Espacio Vías un concierto que da inicio a la fase final de la gira de presentación del álbum ‘Tiempo, temperatura, agitación’, del que ofreció un anticipo en las pasadas Fiestas de San Juan y San Pedro
Cooper vuelve a los escenarios con una nueva tanda de conciertos de presentación de su último trabajo ‘Tiempo, temperatura, agitación’ (Elefant records, 2018) que tan buenas críticas ha cosechado desde su publicación hace casi un año. Inicia esta nueva serie de actuaciones este sábado en León, en concreto en Espacio Vías (21:00 horas con entradas a 18 euros en taquilla y 15 euros en venta anticipada), para visitar posteriormente Alcalá de Henares, Valladolid, el Centro Niemeyer de Avilés, Murcia y unas cuantas ciudades más. Alejandro Cooper, líder de la formación, se muestra muy satisfecho de cómo ha transcurrido la gira hasta la fecha. «Ha sido una experiencia muy buena y divertida. Hicimos una primera tanda de conciertos en algunas ciudades importantes: Zaragoza, Valencia, Madrid, Barcelona, Bilbao, y nos habían quedado algunos sitios por tocar en los que nos apetecía presentar el disco y que no habíamos podido incluir en la primera serie de conciertos, como es León, Valladolid, Asturias..., por lo que hemos pensado dar una segunda vuelta y de esta forma hemos redondeado ocho o nueve fechas que se inician este sábado en León», señala Cooper, que está encantado con el funcionamiento del grupo, que ha incorporado sabia nueva. «La formación con metales y con teclados la verdad es que suena muy bien en directo. A la gente le está gustando mucho y nosotros nos lo pasamos muy bien. La mezcla esa que yo auguraba que iba a ser positiva, juventud en el caso de Conrado y la alegre inexperiencia de Inés, que nunca antes había tocado en un grupo, con nosotros que estamos ya viejunos la verdad es que ha funcionado muy bien y nos lo pasamos bomba», asegura el músico leonés, que lleva más de tres décadas en el mundillo musical, primero en Flechazos y ahora con Cooper.

Alejandro recuerda que la primera vez que sonaron las canciones de ‘Tiempo, temperatura, agitación’ en la capital leonesa fue en un concierto integrado dentro del programa de las Fiestas de San Juan y San Pedro, que por inclemencias climáticas tuvo que retrasarse una semana. «Lo que pasa es que nos apetecía tocar también en un recinto cerrado porque las sensaciones son distintas, viene tu público más fiel, que se sabe todas las canciones, y se genera como otra atmósfera que difiere de un concierto en las fiestas patronales de la ciudad ante un público que es mucho más heterogéneo».

‘Tiempo, temperatura, agitación’ es un disco que en palabras de Cooper ha supuesto «un retorno a las sensaciones de la época de Los Flechazos, porque al haber hecho la gira de 2016 en la que recuperé el repertorio de Los Flechazos eso como que me reactivó y volví a hacer una música que sin ser la de los años sesenta de mi anterior banda sí que tenía algo que ver. Y al recuperar también los metales, el teclado y una instrumentación como más enriquecida, eso también lleva a que la gente lo referencie con Los Flechazos. Luego, lo que es la composición, los temas y demás, sigue siendo el disco de Cooper de toda la vida».

El líder de la formación se muestra muy satisfecho de la recepción que ha tenido el álbum. «Ha sido bien recibido en el negocio musical y en los medios, pero sin grandes expectativas de ir a más. Tengo la sensación de que la industria musical entiende que yo llevo una carrera regular, sin altibajos, de la que se puede disfrutar de una manera sosegada también como público. En ningún momento voy a tener un pico de popularidad mayor del que tuve cuando era joven y se entiende que es un disco más. En este sentido también estoy contento porque es lo que yo siempre busqué», sostiene el músico leonés, para quien 35 años en la carretera son aval suficiente y no tiene la necesidad de reinventarse con cada publicación. «En una de las reseñas del disco decían que era probablemente el músico más fiel a sí mismo de la escena pop española. Me hacía gracia porque en el fondo eso es un poco lo que yo he pretendido siempre».

Cooper se plantea un parón largo después del verano. «Después de disfrutar de esta segunda gira pararemos. Hay un dato curioso. Inés, la teclista del grupo, se hizo toda la gira embarazada sin decírnoslo, y va a dar a luz en el mes de abril. Cuando terminó el último concierto de Sevilla me lo contó. Nosotros veíamos que no le valían los pantalones en los últimos conciertos. No se los abrochaba y no sabíamos por qué era. Es el cuarto niño y todos nosotros tenemos otros proyectos y otras cosas que nos van a llevar tiempo», reconoce Alejandro, para quien el plan es tocar los conciertos pendientes, hacer los acústicos con Mario, en verano hacer los festivales y realizar unos pocos conciertos de despedida en octubre y noviembre y después parar, sin determinar si esa parada va a ser definitiva. «Ese tipo de parones yo siempre me los planteo como que no voy a coger la guitarra nunca más, estoy harto, y luego al final la acabo cogiendo. Hay otras cosas que tengo que hacer, tengo que prestarle un poco más de atención a Ediciones Chelsea, por ejemplo. Estoy trabajando en la publicación de un libro para finales de este año que me va a llevar tiempo también, la distribución, etc. Todo lo de Ediciones Chelsea me lleva tiempo y luego hay otros proyectos también personales a los que quiero también prestar atención», concluye.
Volver arriba
Newsletter