Publicidad
Control para las colonias de gatos

Control para las colonias de gatos

LNC CULTURAS IR

El control de las colonias de gatos de la ciudad es prioritario para Argos. | ARGOS Ampliar imagen El control de las colonias de gatos de la ciudad es prioritario para Argos. | ARGOS
C. Centeno | 03/09/2017 A A
Imprimir
Control para las colonias de gatos
Peludos La asociación protectora Argos trabaja desde hace dos años con los gatos callejeros que se distribuyen por diferentes zonas de la ciudad y espera que el Ayuntamiento de León autorice pronto el plan CES (captura, esterilización y suelta)
"Los gatos son necesarios en la calle, pero tienen que estar controlados y sanos". Esa es la premisa con la que trabajan desde la Asociación Argos León, que tiene entre sus principales objetivos poner fin al descontrol de algunas colonias de gatos que se instalan en diferentes puntos de la ciudad.

"El gato es necesario en la calle, pero tiene que estar controlado y sano", defienden desde Argos Hay que partir de la base de que no se trata de animales abandonados, por lo que no es necesario recogerlos y ponerlos en manos de ninguna asociación protectora para que los dé en adopción. Si bien es cierto que en la calle también hay gatos que han sido abandonados o están perdidos y sí necesitan esta ayuda. Por tanto, la principal pregunta es ¿cómo diferenciarlos? Desde Argos apuntan que una de las principales características de los gatos callejeros es que «no se dejan tocar habitualmente, porque es su seguro de vida». Eso sí, recuerdan, también puede tratarse de un gato casero que se encuentre asustado y "los callejeros suelen dejarse coger cuando están enfermos o algo va mal".

Para el control de estas colonias, Argos trabaja desde hace dos años en el plan CES, que buscan sea autorizado en un breve periodo de tiempo por el Ayuntamiento de León. En él, el protocolo es capturar mediante una jaula trampa con alimento al animal, trasladarlo en silencio al Hospital Veterinario de la Universidad de León para esterilizarlos y sanearlos y, cuando lo consideren oportuno los profesionales, devolverlos a su colonia habitual, soltándolos para que sigan con su vida cotidiana. Además, son ‘marcados’ en la oreja (en la derecha las hembras y en la izquierda los machos) para controlar el plan. Desde que empezasen a llevar a cabo este plan CES, hace dos años, han sido tratados y devueltos a sus colonias cerca de un centenar de animales. En Argos trabajan actualmente con siete colonias, en diferentes lugares de la ciudad de León. Acuden los lunes, confirma Carmen Carissimo, presidenta de la asociación, con las jaulas a los diferentes puntos y es «cuestión de mucha paciencia». En las colonias que gestiona Argos, además, procuran que las cuidadoras les den como alimento exclusivamente pienso seco, para mejorar su nutrición y por cuestión de salubridad para el resto de ciudadanos.

La principal diferencia entre los gatos de una colonia y los caseros es que los primeros no se dejan coger Por otra parte, Argos también trabajan en la acogida y adopción de animales abandonados, tanto perros como gatos y, en algunas ocasiones, otros animales. En lo que va de año, han entrado a la asociación 112 animales, la mayoría gatos. Hasta el último día de agosto, 55 han sido dados en adopción, ha habido 15 bajos y 37 reintegros, entre gatos reubicados en sus propias colonias y otros animales como palomas –que se encontraban heridas– o una galápago leprosa (tortuga) que apareció abandonada en una carretera y que «ya está reubicada», confirman. En Argos no tienen residencia, pero trabajan con una importante red de casas de acogida en las que ubican a los animales que esperan adopción, actualmente cerca de una treintena, proporcionándoles desde la asociación todos los cuidados necesarios.
Volver arriba
Newsletter