Publicidad
Confederación da continuidad a la "prealerta" de sequía en el Sil

Confederación da continuidad a la "prealerta" de sequía en el Sil

EL BIERZO IR

Reunión de la Confederación para adoptar medidas frente a la sequía. Ampliar imagen Reunión de la Confederación para adoptar medidas frente a la sequía.
M.I. | 07/09/2022 A A
Imprimir
Confederación da continuidad a la "prealerta" de sequía en el Sil
Medio Ambiente La precipitación acumulada está un 42 % por debajo de la media histórica y los embalses están al 47,62 % de su capacidad máxima
La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), ha concretado los niveles de sequía en cada una de las zonas que incluye. En el caso de la cuenca del Sil Superior e Inferior y Miño Alto, es de prealerta, apuntó en la VIII reunión de la Mesa Técnica de la Sequía, constituida el pasado mes de febrero. Teniendo en cuenta el Plan Especial de Sequía, los escenarios actuales son de Normalidad en el Baixo Miño y de Alerta en la cuencas de los ríos Cabe y Limia. 

Según Confederación, en el presente año hidrológico 2021/22 la precipitación acumulada media en la Demarcación Miño-Sil es de 641,0 l/m2, un 42 % por debajo de la media histórica. Durante el mes de agosto se ha registrado una precipitación media de 25,6 l/m2, un 21 % inferior al valor medio. "Los embalses se encuentran al 47,62 % de su capacidad máxima, un 2,26 % mayor que la cantidad de agua embalsada hace un año y un 13,89 % menor que el llenado promedio histórico", apunta. En cuanto a los caudales circulantes, están un 35 % por debajo del promedio histórico.

“La falta de lluvia provoca que estemos ante el año hidrológico más seco de la serie histórica 1980-2021; aunque similares al actual serían los años 2002, 2005, 2011, 2012 y 2017, lo que evidencia los efectos adversos del cambio climático”, ha explicado el José Antonio Quiroga, presidente de la CHMS.

Reconoce Confederación que se han producido restricciones y necesidad de abastecimiento con cisternas en núcleos de 44 municipios de la demarcación. Asimismo, en la mayor parte del territorio, los Ayuntamientos han prohibido los usos no prioritarios, como el baldeo de calles, riego de jardines, llenado de piscinas, lavado de coches o las fuentes públicas, tal y como se había recomendado desde este organismo. En el caso del Ayuntamiento de Ponferrada, estas restricciones ya se han comenzado a ejecutar y la previsión es que las temporadas de sequía, a partir de ahora, hagan que estos sistemas restrictivos se repitan cada cierto tiempo. Además, se resolvieron 20 solicitudes de aprovechamientos temporales con captaciones alternativas, la mayor parte de ellas para uso ganadero.

"Las predicciones a medio plazo, hasta el 30 de noviembre, hacen prever que la situación de sequía va a continuar", apunta, al coincidir todas ellas en la mayor probabilidad de que el próximo trimestre (septiembre-noviembre) las precipitaciones sean inferiores a las habituales. En este sentido, desde la CHMS, se insiste en la necesidad de hacer "un uso eficiente del agua" y en que se tomen tomas las medidas necesarias por parte de los usuarios para consumir el recurso estrictamente necesario.

Como recomendaciones, advierte a los Ayuntamientos la necesidad de mantener el uso sostenible del agua y la aplicación de medidas de ahorro que ya están llevando a cabo; evitando baldeo de calles, riego de jardines, campos de deportes, eliminación de fuentes, entre otras medidas. Además, enviarán de nuevo escritos al resto de Usuarios del Agua, como Comunidades de Regantes y empresas hidroeléctricas, instándoles a ejecutar acciones que mejoren la eficiencia en la utilización de este recurso.

Volver arriba
Newsletter