Publicidad
Condenado a un año de prisión un octogenario por una agresión sexual a una mujer de 64 años

Condenado a un año de prisión un octogenario por una agresión sexual a una mujer de 64 años

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 14/06/2017 A A
Imprimir
Condenado a un año de prisión un octogenario por una agresión sexual a una mujer de 64 años
Tribunales Los hechos tuvieron lugar en una población del sur de la provincia en septiembre de 2013, cuando el hombre empujó a la víctima al interior de una bodega
Un hombre de 89 años de edad ha sido condenado a un año de prisión por un delito de agresión sexual a una mujer de 64 años, según informa Adavas, asociación encargada de ejercer la acusación particular en este caso.

Los hechos se remontan al 10 de septiembre de 2013 sobre las 20:00 horas, cuando la mujer caminaba por una calle de una población del sur de la provincia de León, y según recoge la sentencia: "el acusado, le agarró por la espalda y la empujó hacia el interior de la bodega de su propiedad sita en dicha calle. Una vez dentro, el hombre, con intención de satisfacer sus deseos lúbricos y libidinosos, después de obligar a la víctima a sentarse en una tabla apoyada sobre dos banquetas y de cerrar con llave la puerta de entrada, se tiró sobre ella, le quitó la camiseta y el pantalón, le tocó los pechos y la zona vaginal, al tiempo que se masturbaba, mientras ella forcejeó para repeler al acusado, moviéndose la tabla sobre la que estaban y cayendo ambos al suelo".

La sentencia también declara probado que como consecuencia de estos hechos la mujer sufrió diversas lesiones que precisaron para su curación 22 días, padeciendo además estrés postraumático.

El Juzgado de lo Penal nº 1 de León ha condenado al denunciado como autor criminalmente responsable de un delito de agresión sexual a la pena de un año de prisión, con accesoria de inhabilitación especial para el derecho al sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y al abono de las costas procesales, incluidas las de la acusación particular.

Asimismo, le prohíbe aproximarse a la mujer a una distancia inferior a 200 metros, de su domicilio, lugar de trabajo y cualquiera en que se encuentre, y de comunicarse con ella por cualquier medio o procedimiento, directa o indirectamente, por un plazo de tres años.

Esta sentencia puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial de León.
Volver arriba
Newsletter