Publicidad
Compromiso con el desarrollo social, económico y medioambiental de León

Compromiso con el desarrollo social, económico y medioambiental de León

ESPECIALES IR

Las Tadeas, el parque eólico castellano y leonés de Capital Energy. | L.N.C. Ampliar imagen Las Tadeas, el parque eólico castellano y leonés de Capital Energy. | L.N.C.
L.N.C. | 06/06/2022 A A
Imprimir
Compromiso con el desarrollo social, económico y medioambiental de León
Medio Ambiente Capital Energy, una apuesta clara por una transición energética ecológica y justa
Capital Energy, compañía energética española nacida hace dos décadas y cuya vocación es convertirse en el primer operador 100 % renovable verticalmente integrado de la península ibérica, tiene en la provincia de León el pilar fundamental de su proyecto renovable en Castilla y León.

De hecho, la empresa está desarrollando alrededor de 1.050 megavatios (MW) en varias localidades leonesas, zamoranas y aurienses que evacuarán la electricidad limpia que generen en el llamado nudo de Compostilla, operado por Red Eléctrica de España (REE).

En concreto, el grupo tiene ya en información pública los parques eólicos Acario, Tureno, Cabrera, Corporales, Torneros e Isidoro -todos de 54 MW-, Veleta -de 66 MW-, Eco -de 72 MW-, Anémide -de 80 MW-, Pichi -de 108 MW-, Umbrío -de 114 MW-, Ralea -de 138 MW- y Lardeiras -de 144 MW.

Dichas instalaciones renovables se construirán en los términos municipales de Ponferrada, Toreno, Igüeña, Noceda del Bierzo, Cubillos del Sil, Truchas, Castrocontrigo, Encinedo, Castrillo de Cabrera, Benuza, Molinaseca, Torre de Bierzo, Santa Coloma de Somoza, Barjas, Corullón, Oencia, Trabadelo, Balboa, Villafranca del Bierzo, Vega de Valcarce, Arganza, Cacabelos, Sancedo y Cubillos del Sil, en la provincia de León; Espadañedo, Justel, Muelas de los Caballeros y Rosinos de la Requejada, en Zamora; y Carballeda de Vadeorras, en Ourense.

Aparte de estos proyectos, la compañía cuenta con 200 MW eólicos y 350 MW fotovoltaicos en fases avanzadas de tramitación en la provincia de León. Asimismo, y en línea con su apuesta por la I+D+i, Capital Energy explora el desarrollo en la provincia de otros vectores asociados al despliegue de las renovables, como el hidrógeno verde, así como tecnologías que permitirán optimizar las instalaciones y aportar estabilidad al sistema, como el almacenamiento energético.

La puesta en marcha de toda esta cartera renovable permitiría a Capital Energy generar un importante efecto tractor en los entornos rurales leoneses, ya que su construcción conllevará la inversión de alrededor de 1.300 millones de euros, la creación de más de 4.300 puestos de trabajo directos, una aportación fiscal de 26 millones de euros y una contribución al PIB de casi 280 millones de euros.

En este sentido, la compañía fomentaría especialmente el asentamiento de población en los citados municipios, fuertemente afectados por el fin de la minería y el cierre de las centrales térmicas, durante la fase de operación y mantenimiento, cuando generaría empleo permanente para más de 140 personas de la zona, además de un impacto económico anual, por medio de los impuestos locales y regionales, de unos 5 millones de euros.

Otra contribución decisiva Capital Energy al incremento del censo rural llegaría con su Proyecto Territorios, una iniciativa diferencial que combina su compromiso con la descarbonización de la economía y la transformación del modelo energético y su deseo de impulsar el desarrollo de las comunidades. Para ello, pone en marcha actuaciones consensuadas con los grupos locales de interés que se enmarcarán en unas líneas de actuación concretas, entre las que se encuentran la mejora de infraestructuras y servicios, conectividad y digitalización, protección del patrimonio artístico y cultural, educación, salud e integración sociolaboral de colectivos desfavorecidos.

El grupo energético ya ha dado muestras de su confianza y compromiso con el tejido industrial leonés, plasmados en sendos acuerdos suscritos con compañías de referencia en la provincia, como la biotecnológica ADL BioPharma y la especializada en el diseño, fabricación y montaje de estructuras metálicas Emobi Industries. Con esta última Capital Energy ha firmado, con la participación de Junta de Castilla y León, un convenio estratégico para la reindustrialización de El Bierzo al que ya se ha adherido un grupo industrial de calado internacional en el sector renovable, como General Electric.

Además de su incuestionable valor económico y social, estos proyectos contribuirán a situar a la provincia de León como uno de los enclaves fundamentales en la lucha contra el cambio climático. No en vano, con los aproximadamente 1.050 MW del nudo de Compostilla, Capital Energy podrá producir más de 3,3 teravatios hora (TWh) anuales de electricidad renovable, equivalentes al consumo de aproximadamente 1,3 millones de hogares, evitando además la emisión a la atmósfera de 1,2 millones de toneladas de CO2.

Comunidad clave


Castilla y León es el punto neurálgico del proyecto de energías limpias de Capital Energy. No en vano, la empresa desarrolla otros 46 proyectos renovables en la comunidad, que suman una potencia instalada conjunta superior a los 3.300 MW, más de 2.800 MW eólicos y cerca de 500 MW solares.

Cabe recalcar que, junto a Compostilla, la compañía planea instalar más de la mitad de sus parques en otras de las denominadas áreas de influencia de transición justa, como La Robla, en la provincia de León, o la comarca de Alfoz, en Burgos, que también se verán beneficiadas por el impacto positivo de los mismos.

La construcción de toda esta cartera implicaría una inversión global de más de 3.000 millones de euros, así como la creación de casi 11.000 puestos de trabajo directos, una aportación fiscal de más de 60 millones en la fase de construcción y una contribución al PIB de 850 millones.

Durante la operación y mantenimiento de estas instalaciones, Capital Energy daría empleo estable y de calidad a alrededor de 420 profesionales y generaría un impacto económico anual, vía impuestos locales y regionales, de unos 14,5 millones de euros. También aportaría al PIB, cada año, más de 85 millones.

Con esta capacidad renovable se podrían generar 9,5 TWh al año, suficientes para cubrir el consumo energético de alrededor de 3,6 millones de hogares. También se evitaría la emisión a la atmósfera de casi 3,5 millones de toneladas de CO2.

Las ubicaciones de dichas instalaciones, en siete de las nueve provincias —León, Soria, Ávila, Valladolid, Zamora, Palencia y Burgos—, se han seleccionado tras hacer un análisis multicriterio de todas las variables implicadas (ambientales, técnicas, urbanísticas, patrimoniales, sociales, etcétera) y de realizar una amplia revisión bibliográfica de toda la legislación y normativa vigente.

Capital Energy ya cuenta con un parque eólico operativo en la comunidad: Las Tadeas. Esta instalación renovable, situada entre las localidades palentinas de Paredes de Nava y Cardeñosa de Volpejera, equipa 11 aerogeneradores que aúnan una potencia instalada de 39 MW y que son capaces de producir cerca de 138.000 MWh al año, suficientes para abastecer a casi 52.000 hogares, y de evitar la emisión anual a la atmósfera de alrededor de 55.000 toneladas de CO2.

Capital Energy tiene oficinas en Valladolid, Ponferrada y Soria, desde las que más de una veintena de profesionales castellanos y leoneses aborda la implantación de las energías limpias en su región. Además, cuentan con capacidad para ampliar esta plantilla a medida que avance la tramitación de los proyectos. Por otro lado, la compañía ya está contratando los servicios a numerosas empresas locales de ingeniería, consultoría y construcción, generando así unos 40 puestos de trabajo indirectos.

Presente en España y Portugal


En línea con su compromiso con la transición energética ecológica y justa, Capital Energy cuenta en la actualidad en la península ibérica con una cartera de proyectos eólicos y solares que ronda los 30 gigavatios (GW) de potencia, de los que más de 8 GW ya disponen de los permisos de acceso a la red concedidos.

Capital Energy ha culminado su objetivo estratégico de estar presente a lo largo de toda la cadena de valor de la generación renovable: desde la promoción, donde la compañía tiene una posición consolidada gracias a su trayectoria de 20 años, hasta la construcción, producción, almacenamiento, operación y el suministro. La empresa tiene 15 oficinas en España y Portugal en las que trabajan cerca de 360 empleados.
Volver arriba
Newsletter