Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Cómodos

Cómodos

OPINIóN IR

18/05/2019 A A
Imprimir
Cómodos
El otro día me dio por reflexionar acerca de los pecados capitales. Me preguntaron que si me acordaba de todos y los primeros que me vinieron a la mente fueron la Gula y la Pereza. ¿Será que son en los que más incurro? El caso es que el tema de la pereza me recordó la de cosas que tenía que hacer ese día. Era domingo, y con el trajín de vida que me traigo sólo puedo aprovechar esos días para hacer las múltiples tareas a las que no llego entre semana: llenar la nevera –a veces parece que le ha caído una bomba nuclear– recados, adecentar la casa… En fin, gajes del día a día. Pero cuando precisamente tengo más tiempo, menos ganas me entran de hacer nada. Y ahí es cuando entra en juego la tecnología. ¿Para ayudarnos, para hacernos la vida más fácil o para, simplemente, hacernos más perezosos? El domingo finalmente hice la compra por Amazon y decidí que era día de relax en el sofá. Hay veces que hasta he pedido ‘un glovo’ para que me trajeran ibuprofeno a casa o hielos que se nos habían acabado en una fiesta. No me muevo sin Google Maps para ir a casi ningún sitio y confieso que a día de hoy no podría vivir sin Netflix. Le contaba a mi padre el tema de la compra por Amazon y sorprendido, me respondió que esas cosas sólo las podemos hacer en sitios como Madrid. Pero justo esta semana me entero de que Deliveroo ha llegado también a León y que Glovo ya opera en la ciudad desde febrero. No sé si el servicio tendrá el mismo éxito en ciudades pequeñas que en las grandes, pero lo que es común a todos los mortales es que cuando llegas a casa después de un día duro en el trabajo lo que menos te apetece es cocinar. Y si encima alguno de tus restaurantes favoritos te lleva la comida a casa con tres simples gestiones a través de tu móvil, ¡para qué queremos más! También es verdad que en León nos gusta echarnos a la calle. En realidad, nada sustituye a una cerveza en buena compañía. Ni siquiera la pereza.
Volver arriba
Newsletter