Publicidad
Clown Colillas pide en Ponferrada que se cumpla la norma de protección de espacios públicos

Clown Colillas pide en Ponferrada que se cumpla la norma de protección de espacios públicos

ACTUALIDAD IR

Clown Colillas en la calle del Cristo de Ponferrada recogiendo firmas para que se cumpla la normativa. | M.I. Ampliar imagen Clown Colillas en la calle del Cristo de Ponferrada recogiendo firmas para que se cumpla la normativa. | M.I.
Mar Iglesias | 08/02/2020 A A
Imprimir
Clown Colillas pide en Ponferrada que se cumpla la norma de protección de espacios públicos
Medio Ambiente La iniciativa reivindicativa de Proyecto Orbanajo volvió a la calle para informar de los daños ambientales que suponen las colillas y los plásticos
No solo las colillas, sino también los residuos, plásticos o heces de perro. Todo lo que acaba en el suelo público por decisión propia es contra lo que se levanta Clown Colillas, una iniciativa del colectivo Proyecto Orbanajo, que esta vez salió a las calles de ponferrada a informar de los daños ambientales que provocan esos residuos y a recoger firmas para hacer que se cumpla la ordenanza de protección de espacios públicos «que prohibe que se tiren residuos a la vía pública con sanciones y no se cumple.

Ahora han comenzado a hacerlo con las multas a los comerciantes del mercado», explica Pablo Ovalle, que está detrás de ese clow concienciador. Pero Ovalle prefiere que la sanción se cambie por la concienciación «que los infractores vengan con nosotros a una jornada de recogida de colillas o de residuos para que vean lo que hay».

Considera que es más fácil abonar una multa que hacer ese trabajo que esta agrupación lleva realizando desde hace meses. «Llega más que te priven un domingo para recoger basuras. Creo que eso es lo que sirve para abrir la mente y saber que el problema es de todos. El Ayuntamiento tiene que formar parte del problema, pero nosotros también».

Desde que Proyecto Orbanajo inició las jornadas de recogida de colillas y de plásticos a orillas del Sil, lo que han conseguido es que la gente les reconozca, pero no que se reduzcan esos vertidos «no hemos notado que eso suceda. Les da igual y es curioso que veamos las colillas al lado de las papeleras». «No queremos ir en contra de nadie y no estamos a favor de las sanciones. Nuestra misión no es increpar, por eso lo hacemos como un clown para que no es duela y que sientan que sí tenemos razón».

Su pretensión, pese a todo, es continuar con las limpiezas reivindicativas, llevando las basuras que recogen ante el Ayuntamiento y «creemos que este año vamos a conseguir esa concienciación». Lo que considera Ovalle es que falta información sobre lo que suponen esos vertidos medioambientalmente algo que encabeza sus iniciativas.

Vestido de clown y en la calle del Cristo de Ponferrada, Ovalle estaba colindado por dos carteles que rezaban que una colilla puede llegar a contaminar 50 litros de agua potable y 8 litros de agua de mar. Explicaban que el mayor problema son los filtros de los cigarros que, en el agua, liberan sustancias contaminantes que representan un perjuicio para los animales y para las personas. El clown mostraba además las colillas recogidas en las últimas campañas apadrinadas por la brigada Clown Colillas.
Volver arriba
Newsletter