Publicidad
Cimientos huecos, pero llenos de historias

Cimientos huecos, pero llenos de historias

LNC VERANO IR

Una de las representaciones teatrales que a lo largo de la jornada de ayer se sucedieron en las bodegas de Valderas y este domingo repiten en Gordoncillo. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Una de las representaciones teatrales que a lo largo de la jornada de ayer se sucedieron en las bodegas de Valderas y este domingo repiten en Gordoncillo. | MAURICIO PEÑA
T.G. | 23/08/2020 A A
Imprimir
Cimientos huecos, pero llenos de historias
Sur de León Varias bodegas de Valderas, ubicadas bajo las casas del municipio, se han convertido estos días en escenarios de teatro con el festival ‘Bajo Tierra. Teatro de lo Mínimo’, una apuesta cultural que este domingo afronta su última jornada en Gordoncillo
No hay tarima, el escenario está a la altura de los pies del espectador, sobre baldosas rojas. No hay telón de fondo, es barro. Y hay historias, muchas historias. Las de las bodegas que se encuentran en los cimientos huecos de buena parte de las viviendas de Valderas y las que estos días cuentan los actores de las compañías teatrales que participan en el festival ‘Bajo Tierra. Teatro de lo Mínimo’. El subsuelo de la localidad valderense acogió durante el viernes y el sábado varios pases de actuaciones teatrales para grupos reducidos cumpliendo así las medidas sanitarias para evitar la propagación del virus. Hicieron con ello de las bodegas lugares aún más especiales poniendo en valor estas construcciones escondidas como vestigios del pasado del sur de León. Y este domingo lo harán en la bodega La Vita de Gordoncillo, localidad en la que acaba un festival tan especial como enriquecedor para quienes han podido disfrutar de él.

«Es un iniciativa que pretende recuperar el valor de sociabilidad que siempre tuvieron las bodegas, transformando el espacio de los grandes sabores de nuestra tierra en contenedores de arte, con propuestas que respeten el espacio y realcen su monumentalidad, que inviten a ser descubiertas por sus gentes, que en muchos casos nunca conocieron por estar sus guardeses viviendo otros lugares y pertenecer al ámbito privado. Este proyecto permite mostrar estos templos escondidos a nuestros vecinos; a los mayores a remover historias de tiempos pasados y a los más jóvenes, que intuyen sus secretos por las zarceras que desprenden el sabor del un aire viciado, descubrir por sí mismos las historiascontadas por sus mayores». Así explican desde la organización del Festival la fundamentación del mismo, un evento cultural que cuenta detrás con la colaboración entre el Ayuntamiento de Valderas y el de Gordoncillo y con la organización de Producciones Culturales Eje. La Bodega de la Casa de los Arcos, la de la Casa Varela y la de Casa Arias, fueron las bodegas valderenses que se abrieron al público junto a dos tiendas que guardan la esencia de los viejos colmados: la tienda de Joaquín y la Casa Comerio de Los Lobatos. Este domingo es el turno de Gordoncillo, donde la Bodega La Vita abre de par en par sus puertas y deja ver sus entrañas en pases con una duración de unos 15 minutos que tendrán lugar a las 13:00, 14:00, 19:00, 20:00 y 21:00 horas. Las historias las pondrá la compañía ‘Con area Cousasdebuxo’ y su obra ‘Los viajes del mago Marco’.
Volver arriba
Newsletter