Publicidad
Cierra El Español, el bar del anuncio de la lotería en Pola

Cierra El Español, el bar del anuncio de la lotería en Pola

ACTUALIDAD IR

El Español lleno siguiendo un partido de fútbol en la pantalla de la televisión. Ampliar imagen El Español lleno siguiendo un partido de fútbol en la pantalla de la televisión.
Fulgencio Fernández | 27/03/2022 A A
Imprimir
Cierra El Español, el bar del anuncio de la lotería en Pola
Hostelería En tan solo 9 años se había convertido en uno de los lugares de referencia en Pola de Gordón; participaba en la organización de las fiestas, en el anuncio ‘paralelo’ de la lotería de Navidad... pero hace unos días colocó un cartel: "Cerrado. Gracias por tanto"
«Cerrado: Gracias por tanto» era el escueto mensaje que se podía leer en los amplios ventanales de El Español, en Pola de Gordón. Un mensaje que sorprendió a muchos vecinos, que no lo esperaban y que su dueño, Carlos, amplió y explicó en sus redes sociales: «Estos 2 últimos años han sido un desastre y la situación actual hace inviable el continuar con la actividad. El café Español siempre se quedará sobre todo con las personas. Siempre muchas gracias por tanto».

Antes había recordado que en sus nueve años de andadura «de este lugar salieron las mejores fiestas temáticas, noche viejas, farolillos, cafés, desayunos, muchísimas reuniones con amigos y aquí se gestaron las mejores fiestas que tuvo y tendrá La Pola de Gordon». Es cierto que su llegada marcó una forma de hacer, en los desayunos, las tapas, se implicó en las fiestas con grandísimas orquestas o el famoso anuncio de Navidad ‘paralelo’, parodiando a nivel local el que TVE realizaba para la Lotería Nacional con evidente acierto y buen gusto, participando muchos vecinos.

Pero, como el propio dueño explica, «los dos últimos años han sido un desastre», no solo para él, para la hostelería en general (ver el caso del bar Memphys, que sigue abierto). Y eso que en esos dos años desastrosos también han vivido allí momentos emocionantes, como uno que difícilmente olvidarán, aquel día, ya en los tiempos difíciles, que «una clienta dejó veinte euros encima de la mesa argumentando que sé que lo estáis pasando mal y yo no quiero quedarme sin hacer nada». Por más que Carlos le explicó que no era necesario se negó a recoger el dinero.

Han sido nueve años intensos, algunos de bonanza y abrieron en La Robla y León, de muchas celebraciones de todo tipo después llegaron los dos años malditos y en la amplia ventana de El Español de Pola apareció un cartel: «Cerrado. Gracias por tanto».

A buen seguro que también habrá gente que les diga a ellos que «gracias por tanto». A los de El Español.
Volver arriba
Newsletter