Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Ciclogénesis explosiva

Ciclogénesis explosiva

OPINIóN IR

12/03/2019 A A
Imprimir
Ciclogénesis explosiva
Se acerca una Ciclogénesis explosiva política, en un corto espacio de tiempo seremos testigos de la batalla por los puestos de poder en las diferentes instituciones del Estado. Todos están cavando las trincheras y posicionando a sus mejores hombres para el combate, será una guerra de desgaste donde sólo los más fuertes sobrevivirán.

Nosotros, espectadores activos, debemos estar preparados para entender las estrategias que van a utilizarse, los instrumentos, materiales y herramientas que cada uno de los partidos emplearán en sus propósitos. Para ello, no podemos fiarnos de los ‘chascarrillos de las tabernas’ ni tampoco de los comentarios sin rigor de muchos de los oradores que hacen llegar su mensaje sesgado a través de las redes sociales.

No vamos a inventar nada nuevo, simplemente utilizaremos la Ciencia Política, la Sociología y la Historia, para poner luz sobre conceptos opacos y dilucidar una explicación, de una manera sencilla y didáctica, sobre las cuestiones que se planteen en esta ciclogénesis electoral; con rigor académico y neutralidad, pongamos sobre la mesa el mapa de la batalla y analicemos cada uno de los movimientos de los diferentes actores políticos de la contienda.

Cuando estalló la crisis económica del 2007, saltaron a la palestra conceptos desconocidos por muchos de nosotros, conceptos como: deuda pública, prima de riesgo, cláusulas suelo…pasaron a ser nuestros compañeros de viaje y en muchos casos formaban parte de nuestra familia, sin siquiera saberlo. Por este motivo, debemos conocer los conceptos que acompañarán la venidera tormenta electoral; saber interpretar una encuesta sobre intención de voto, saber que es un margen de error, un sesgo…en definitiva, desgranar la política será nuestra meta. Para suerte de algunos o desdicha de otros, la política marca nuestras vidas y por tanto debemos conocerla y saber lidiar con ella, evitando así ser electores dormidos, proletariado del voto fácil.

El sociólogo alemán, Max Weber, en su «desencantamiento político» allá por 1919, avisaba a los futuros candidatos de los partidos del peligro de entrar en política:

«El que entra en política realiza un contrato con poderes diabólicos, la acción política opera con medios violentos y sigue una ética de la responsabilidad que hace peligrar la salvación del alma; el que busque una salvación de su alma, no debería aventurarse por el camino de la política».

Sirva esto de aviso a aquellos que, embelesados por las mieles del beneficio propio, sucumban a aceptar el mandato de los ciudadanos, olvidando que se deben al beneficio de la sociedad y no a sus propios intereses.

Terminemos siempre con una cita relacionada:
«La política es el arte de disfrazar de interés general el interés particular». (Edmond Thiaudière)

Pedro Villanueva es politólogo
Volver arriba
Newsletter