Publicidad
Chuchi; la Falange eres tú

Chuchi; la Falange eres tú

ACTUALIDAD IR

Chuchi en un acto de Fuerza Nueva con su líder Blas Piñar y el cura Jesús Calvo. | EL CORREO DE ESPAÑA Ampliar imagen Chuchi en un acto de Fuerza Nueva con su líder Blas Piñar y el cura Jesús Calvo. | EL CORREO DE ESPAÑA
Fulgencio Fernández | 27/11/2021 A A
Imprimir
Chuchi; la Falange eres tú
Obituario Fallece a los 75 años ‘Chuchi’ el histórico líder de Falange en León aunque había abandonado la formación en el año 2019
No era Chuchi precisamente un romántico —si fuera nostálgico sería otra cosa— pero no le va mal adaptar su memoria al famoso verso del romántico Bécquer: "¿Y tú me lo preguntas? / Poesía eres tú".

Y es que si en León se pregunta en la calle qué es la Falange actual, del 75 acá, la respuesta sería "Chuchi". No es vano todos los que hablan de Jesús Prieto Olivera se refieren a él como ‘Chuchi’ el de Falange. Chuchi el de la voz ronca y bronca, Chuchi el de la camisa negra, y si es con el yugo y las flechas, mejor. Como bien nos recordaba su buen amigo el cura Jesús Calvo, párroco de Villamuñío, cuando explicaba la decisión de Jesús Prieto de apartarse de los órganos de Gobierno de su propio partido, que no de su militancia. Escribía en El Correo de España (14 de julio de 2019) un artículo firmado por Padre Calvo, en su condición de Capellán de la Falange, y que finalizaba así: "Con el patriotismo que le caracteriza, don Jesús Prieto Olivera me informó, como Pater de la Falange Leonesa de su decisión, de la forma siguiente: ‘Yo, con el yugo y las flechas o con nada’". No estaba de acuerdo Prieto con que su Falange se diluyera en un ‘conglomerado’ de grupos de extrema derecha bajo las siglas ADÑ que, decía Chuchi: "No les conoce ni Dios".

Había ocurrido con aquella dimisión como líder de Falange en León algo curioso. Todos los medios dieron cuenta de la dimisión del líder porque, Bécquer dixit, "Falange eres tú". Y salieron al paso desde la Jefatura territorial de la Falange de Castilla y León para ‘protestar y desmentir’ porque "difícilmente puede alguien dimitir de un cargo que no ostenta". Será de manera oficial pero en León la Falange era Chuchi.

Era pues, aún no lo he dicho, acaba de fallecer, a los 75 años de edad. Se ha apagado su voz ronca y bronca, no sonará en las terrazas del barrio de San Mamés, que tanto le gustaba en los últimos años porque antes, durante toda su vida, la memoria de Chuchi el de Falange está vinculada al barrio de Santa Marina, y a la eterna trifulca con el vecino más incómodo que se le podía poner: Ataúlfo, aquel primer hombre anuncio al que todos conocían por El Comunista. El ideal para ‘maridar’, que dicen los modernos, con Chuchi el de Falange. Si completas el vecindario con el belicoso párroco —no olvidar que Ataúlfo llevaba un cartel que decía ‘Curas y monjas... a trabajar’— ya tienes montado el ‘sainete’ diario que los vecinos no han olvidado con banda sonora alternativa de ‘La Internacional’ o el ‘Cara al Sol’, según quien pinchara la música.

Por aquel barrio viven los recuerdos de un Chuchi que allí regentó un bar, lugar de reunión de las gentes del boxeo, cuna de leyendas de todo tipo, no todas edificantes.
Y siempre en medio la voz ronca y bronca de Chuchi, el de Falange, porque "Falange eras tú... Chuchi", no en vano anunció aquella dimisión de todos sus cargos así: "Vine con la camisa azul y me voy con la camisa azul"
Volver arriba
Newsletter