Publicidad
Chekhovskie 34 - Abanca Ademar 35: 'La juventud no cree en imposibles'

Chekhovskie 34 - Abanca Ademar 35: 'La juventud no cree en imposibles'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso | 27/02/2021 A A
Imprimir
Chekhovskie 34 - Abanca Ademar 35: 'La juventud no cree en imposibles'
Balonmano / Liga Europea El equipo leonés, liderado por dos juveniles, logra un triunfo épico en Rusia y deja asegurada salvo sorpresa en la última jornada la segunda plaza de su grupo europeo
Si por algo es apasionante el deporte es porque muchas veces no se puede explicar. Lo que logró el Abanca Ademar en Rusia entra en duda dentro de esa catalogación, porque el equipo leonés desafió a cualquier lógica o pronóstico razonado para demostrar que a veces hay cosas por encima de lo esperable, logrando un inesperado triunfo, el segundo de la semana, para dejar salvo gran sorpresa vista para sentencia la segunda plaza de su grupo de la Liga Europea.

Venció el equipo de Manolo Cadenas en Rusia sin poder contar con varios de sus jugadores más importantes tras haber dejado en casa a Ghebdane, Lucin y Marchán, habiendo aterrizado en Moscú a las 6 de la mañana y con la gasolina en la reserva tras tanto partido. Sin embargo, parece crecerse este equipo ante las adversidades, confiar siempre en poder lograr lo imposible. Y en ese contexto, lo que no esperaba nadie es que ante la ausencia de los nombres importantes fueran dos juveniles los que dieran el paso adelante.

Y es que el Ademar logró vencer al campeón de Rusia, un equipo a priori superior, liderado en la primera mitad por dos juveniles, dos chavales de 17 años que demostraron que el techo solo se lo pueden poner ellos. Antonio Martínez y Carlos Honrado sujetaron al equipo leonés en la primera media hora para terminar siendo la base de una remontada en la que el portero fue clave logrando contagiar de esa fe propia de una juventud que no cree en imposibles al más veterano, Erwin Feuchtmann, infalible en la segunda mitad.

Inesperado triunfo como inesperados sus protagonistas y la forma de conseguirlo, ya que la lógica parecía imponerse de inicio. Solo Antonio Martínez, que acabó la primera parte con 7 goles, encontraba la portería rival de inicio y en defensa el equipo leonés no encontraba respuesta al alto ritmo ruso, que a la carrera veía como se marchaba en el marcador para desesperación de Manolo Cadenas, que agotaba sus tiempos muertos en 11 minutos con el partido 4 arriba para los locales (10-6).

Los goles de Donlin y Semedo permitían reducir el hándicap a los leoneses, que se ponían a uno con un tanto del caboverdiano (13-12), si bien un arreón final del Chekhovskie con los hermanos Kotov a la cabeza parecía recordar lo ocurrido en Plock y dejaba a los rusos con 3 goles de margen al descanso (20-17).

Parecía que se cumplían los pronósticos para regocijo del millar y medio de aficionados rusos que poblaban las gradas sin demasiada preocupación por las medidas de seguridad y es que en la cabeza de nadie estaba lo que ocurriría en la segunda parte.

Semedo y Antonio ponían a uno de nuevo al Ademar esperando que alguien más pudiera ayudar en la aportación ofensiva, momento en el que apareció un sensacional Erwin Feuchtmann. La actuación del joven Honrado bajo palos y un gol del chileno igualaba por primera vez en mucho tiempo el partido (25-25) en lo que sería un parcial de 0-4 que pondría a los leoneses 3 arriba para desesperación de Vladimir Maksimov, que paraba el partido.

Y a partir de ahí, ya nunca volvería el Ademar a ir por detrás en el marcador, ya que el equipo leonés siempre se mantuvo por delante ralentizando sus ataques con éxito a pesar de que el Chekhovskie seguía anotando con velocidad. Sin embargo, llegó a ponerse a uno el equipo ruso de cara a los últimos 20 segundos. Manolo Cadenas paró el partido para organizar la última jugada, pero los colegiados pitaron pasivo rápidamente. Los rusos anotaban, pero por suerte ya claramente fuera de tiempo, si bien su decisión con la mesa se hizo esperar unos segundos eternos que no hicieron si no retrasar la celebración de un triunfo épico que deja claro que este Ademar es capaz de lo peor, pero también de lo mejor.

Un punto en Skopje ante el Metalurg será suficiente para certificar la segunda plaza, a la que también llegarán los leoneses si el Wisla Plock no falla ante el Chekhovskie en la jornada del martes.
Volver arriba
Newsletter